Dificultad en juegos actuales y viejos [Opinión y Debate]

Por Joytick - Publicado noviembre 14, 2020 1:00 pm


Con el lanzamiento del Remake de Demon’s Souls muchos han hablado sobre la dificultad de este, y sobre si es necesario un modo fácil. Muchos opinan que no es tan difícil y que clásicos como Megaman o Ninja Gaiden son juegos mas difíciles, pero ¿eran más difíciles?

La verdad es que si lo eran, por lo que muchas gracias por leer y déjanos tu comentario.

Fuera de bromas, para entender la típica respuesta de algunos que dicen que los juegos antiguos son mas difíciles, intentare explicar y daré mi opinión al respecto para así comprender las razones y así vislumbrar el por qué de su dificultad mas elevada y que incluso en algunos casos llegaba a ser injusta.

Los juegos antiguos de la época de los arcades, NES, SNES, entre otros, eran juegos que su duración real no pasaba de unas pocas horas. Incluso Ninja Gaiden de NES duraba solo 1 hora para un jugador experimentado y ni hablar de los Speedrun de 12 minutos. Claro, difícilmente a nosotros nos duraba tan poco, muchos estuvimos horas y horas para sólamente quedarnos en el primer nivel y nunca llegamos a ver algo más de él, pero aun así dedicábamos incansables esfuerzos para avanzar aunque sea un poco.

Toda esta dificultad injusta o elevada estaba diseñada para que el juego tuviera una duración más extensa, así justificando su precio o, en el caso de las arcades, incentivar a las personas a gastar una moneda más. Es así que un título como Contra podía tomar días, semanas o meses y aun así dedicábamos nuestro dinero y tiempo solo para intentar conocer el final (el cual muchos no llegábamos a ver).

Todo esto sucedía porque los desarrolladores y editoras buscaban maximizar sus ganancias en un Arcade, mientras que en consolas era más por un tema de extender la duración de los juegos, pues cabe recordar que quienes contaban con una consola en esos años, con suerte tenían 1 o 2 juegos al año. Había que exprimir al máximo los pocos títulos con los que contábamos y si eran de los que gastaba sus monedas en Arcades tenían que hacer dura esa vida lo máximo posible.

¿Pero que pasó entonces con los años? La respuesta es simple. Los juegos aumentaron su duración y también la cantidad de títulos publicados al año aumentó y, a su vez, la cantidad de juegos que adquirían los jugadores.

Las compañías entendieron que el modelo antiguo de extender un juego en base a la dificultad ya no era tan rentable como antes, y cada vez esta manera de crear juegos y conseguir mejores beneficios fue menos rentable, utilizar aquel modelo de “negocios” ya no tenía sentido en el segmento de consolas de sobremesa, mientras que en las máquinas arcade esto no era un problema ya que, como dije anteriormente, se busca que el jugador gaste más monedas para seguir jugando.

El mercado de consolas evolucionó a juegos más complejos en historia y se hicieron más accesibles para así llegar a un público más variado, sin embargo, en ese afán de vender más también se llego a su piedra de tope. Ya no eran juegos “difíciles“. Ahora el problema fue que eran muy “fáciles“. Es por esto que las compañías y editoras se encontraron con jugadores que pedían un poco más de reto en sus juegos.

Esto último, durante la época de PS3 y Xbox 360, fue más evidente con juegos como Demon’s Souls y Ninja Gaiden Black que apelaban a su dificultad como principal atractivo. Con el tiempo hemos visto resurgir la dificultad y ya vamos llegando a una época donde están empezando a convivir los juegos “difíciles” con los “fáciles”.

Pero muchas veces se confunde la dedicación y paciencia con dificultad. Los jugadores actuales se mal acostumbraran a que sus juegos sean accesibles y cuando algo les parece difícil lo dejan. Esto antiguamente no pasaba, porque como mencioné antes, los jugadores no tenían otro juego para reemplazar aquel en el que se atascaban, era muy raro que alguien que se estancaba dejara de jugar, ya que hacerlo era perder aquel juego que te habían regalado o que habías comprado.

Pero, si los juegos eran más dificiles antes (y sí lo eran), entonces ¿Por qué tantas vueltas para volver a decir que sí?

Considero que hay que entender las razones por las cuales los juegos antiguos eran más “difíciles” y por qué los actuales no lo son, no entender su contexto es quedarse con una idea equivoca de las razones de su dificultad y del contexto del por que la mayoría era diseñados de ese modo.

NOTA DEL EDITOR: Hola! Joytick tuvo la amabilidad de darme un pequeño párrafo para dar mi opinión sobre este tema tan controversial. Uno de los puntos que no hay que confundir es: un juego difícil porque está mal diseñado y un juego difícil porque fue diseñado de esa manera. En esta última categoría entran juegos como la saga Souls y Doom Eternal, que claramente nos dicen que son juegos que te van a exigir más. Y, si no sabes bailar a su ritmo, te va a ir mal. La diversidad actual del público que juega videojuegos y la cantidad de desarrolladores tanto indies como AAA hacen que estos juegos que piden alta destreza sean su propio género en sí de un nicho de jugadores que, como bien sabemos, espera sudar sangre con cada uno de estos juegos.

José Toro – Editor en Jefe

Cuéntanos en los comentarios que juegos se te hicieron imposibles de terminar; en mi caso nunca termine Ninja Gaiden y Contra.

¡Comenta algo por el amor de Gordon Freeman!