El Indie-Tip: Noita [Versión 1.0]

Por Patomax - Publicado octubre 16, 2020 2:30 pm


Dentro de los juegos de plataformas, y algunos juegos en general, nos permiten vivir mundos fantásticos que desafían la realidad, pero en ocasiones algunas situaciones son tan absurdas que no logran engañar a nuestra mente, como por ejemplo lanzar bolas de fuego bajo el agua.

Noita es un juego lleno de magia, hechizos y peligros, pero su carta de presentación y aquello que lo separa del resto es que todo sigue las reglas lógicas que dictan nuestro universo, ya que cada pixel es afectado por las físicas de acuerdo a su elemento, si es agua reacciona al movimiento, podemos congelarla o bien podemos lanzarle fuego y parte de ella se evapora y los pixeles que ahora son humo se elevan.

En palabras sencillas si es posible en el mundo real, es posible en Noita, cada terreno a explorar esta conformado por una multitud de materiales y elementos, ya sea roca, madera, hierro, cobre, piedra, césped, carbón y otros materiales sólidos, así como algunos líquidos además del agua como lava, aceite, licor, acido y otros de tipo más alquímicos que ya son parte de la fantasía del juego.

Noita es un roguelike así que cada partida cambia algunas cosas, como la distribución de los enemigos y los tipos de ayudas que encontraremos en las profundidades. Nosotros controlamos a un mago que siempre inicia en la boca de una mina equipado con dos varitas que tienen hechizos simples y un frasco lleno con alguno de los líquidos mencionados, existen desafíos diarios que nos permitirán probarnos frente a otros jugadores.

El propósito del juego es explorar y tratar de sobrevivir a medida que vamos avanzando, el único camino en el inicio es hacia abajo, nuestro mago puede volar por un pequeño instante, pero no lo suficiente para pasar la entrada de la mina donde iniciamos o para subir el enorme árbol que tapa nuestro paso detrás de nosotros, sin embargo, eso no quiere decir que no podamos explorar más allá de esos puntos.

Verán el juego no nos dice hacia donde ir o que hacer, eso es algo que debemos descubrir por nuestra cuenta, por lo mismo no hay nada que impida que por ejemplo cuando tengamos un poder que nos permita volar más lejos o una varita que nos teletransporte a donde llega el proyectil, nos devolvamos a la entrada de la mina y podamos explorar por otro camino, incluso es posible encontrar secretos en las alturas.

Pero si seguimos el camino más obvio nuestro propósito más aparente es reunir oro, este se obtiene con las pepitas de oro que sueltan los enemigos abatidos o incluso si hacemos detonar un explosivo cerca de una beta de oro podemos recoger las riquezas que queden esparcidas.

Lo segundo que debemos buscar en nuestro descenso son varitas, estas armas mágicas no solo sirven para atacar, algunas tienen un montón de hechizos distintos y lo que es más interesante todas se pueden personalizar para obtener una varita tan poderosa que elimine a varios enemigos con un solo disparo. Nuestro mago puede cargar un máximo de cuatro varitas, pero para la personalización debemos llegar a la montaña sagrada.

La montaña sagrada es lo que separa cada sección o bioma, un lugar donde podemos reabastecer nuestra salud, recargar hechizos que tienen un limite de uso, como es el caso de las bombas, dinamita, saetas de fuego, misil mágico, etc. En esta zona segura se activa la personalización de varitas.

Cada varita tiene estadísticas que podemos revisar en el inventario, como velocidad de recuperación, cuanto mana usan y la más importante si es aleatoria o no, aquellas que no son aleatorias son más fáciles de modificar por que sabemos como se comportara, siguiendo una secuencia de principio a fin. Las aleatorias como su nombre lo indica lanzan los hechizos en cualquier orden, pero deben lanzar todos los hechizos antes de que el ciclo se repita nuevamente.

Un ejemplo rápido, hay un hechizo que es una pequeña explosión, si la colocamos primero lo más probable es que al usarla en la primera casilla nos estalle en la cara causándonos daños a nosotros mismos, pero hay otro hechizo que dispara un rayo y luego de ello dispara un segundo hechizo, si lo colocamos primero y en la segunda casilla la explosión, nos habremos fabricado una varita con balas explosivas. Esta es tan sola una de los miles de combinaciones y varitas que podemos fabricar.

…el juego no nos dice hacia donde ir o que hacer, eso es algo que debemos descubrir por nuestra cuenta…

Los hechizos los podemos comprar en la montaña sagrada o bien podemos sacarlos de otras varitas que no nos hayan gustado y guardarlos para cuando encontremos una varita mejor, que no sea aleatoria y que tenga más potencia, a veces encontraremos a la venta varitas o hechizos esto es aleatorio, por eso es importante reunir la mayor cantidad de oro antes de entrar al portal que nos lleva a la montaña sagrada.

Una vez que vayamos a continuar se nos dará a elegir una ventaja de 3 alternativas, que pueden ir desde la capacidad de modificar varitas donde sea, más salud, un pequeño escudo, mayor capacidad de vuelo, y muchas otras. Al cruzar la salida la montaña sagrada se derrumba impidiendo nuestro regreso por esa vía.

La jugabilidad es bastante simple, de hecho al iniciar cada partida se nos muestran los botones a utilizar tallado en las rocas, WASD para movernos y mouse para apuntar y disparar, además de la tecla de inventario y un botón para patear objetos, los números y la rueda del ratón nos permiten cambiar varitas y objetos, pero hay que tener cuidado al usar la rueda del ratón ya que no solo realiza un ciclo por las armas si no que también por los objetos y podemos arrojar por error alguno de nuestros objetos y en el caso de las botellas se rompen liberando todo su contenido.

Como mencionamos al principio no es necesario explicar mucho ya que todo depende del ingenio del jugador, por ejemplo, si hay un lago de aceite rodeado de enemigos podemos dispararle a una lampara del techo para que reviente y el fuego los queme a todos, o si están en agua y tenemos un hechizo eléctrico o un objeto que emita electricidad arrojarlo al agua y que mueran todos electrocutados.

También las bombas y otros explosivos son útiles para crear túneles y rutas alternativas, las paredes de madera se pueden incendiar fácilmente para abrirnos paso o si hay zonas con lava, arrojar agua para que se solidifique la superficie y poder crear una mejor posición para defendernos. La ropa de nuestro mago no es impermeable, a menos que recojamos esa ventaja, por eso al sumergimos en agua nuestra ropa mojada nos dará algo de protección frente al fuego, todo representado en un porcentaje que aparece al lado izquierdo en nuestras estadísticas.

La curva de dificultad del juego puede ser un poco elevada y en ese sentido a veces depende de la suerte que tengamos para encontrar varitas o hechizos poderosos, además mientras más descendemos más peligrosos y numerosos serán los enemigos y si decidimos explorar fuera de la mina podemos encontrar algunos mini jefes pero que por las recompensas que entregan pueden valer el esfuerzo.

Gráficamente el juego no se ve como nada especial, pero es uno de esos juegos que hay que verlo en movimiento para notar la diferencia, todas las partículas que se forman al incendiar un lago de licor o el gas que se forma con algunos líquidos tóxicos y como podemos crear grandes paredes de fuego con eso, es lo que hace que se vea espectacular.  

En conclusión, Noita es un juego que a pesar de lo complejo que pueda sonar en cuanto a la personalización de varitas, nos ofrece una jugabilidad sencilla y muy fácil de revisitar, si debemos abandonar la partida, cuando volvamos el juego continuara justo donde nos quedamos, solo si morimos partiremos del inicio ya que la muerte es permanente.

A diferencia de otros roguelikes aquí no hay recompensas por llegar más lejos como garantizar que aparezcan nuevas armas o iniciar con más oro o salud, así que técnicamente no hay ayudas de ningún tipo solo un gráfico que nos muestra que hemos recogido anteriormente, pero si no puedes soportar la frustración hay algunas ayudas externas en la forma de mods creados por la comunidad y su integración con Steam workshop hace que sean fáciles de probar. Pero para los primeros intentos recomiendo la experiencia original.

Es un juego recomendado para quienes buscan algo rápido que jugar de vez en cuando pero que además tiene la capacidad de ofrecerte aun más cuando quieres dedicarle más tiempo, si encuentras que el juego se vuelve repetitivo es simplemente por que no te arriesgas a jugar de forma diferente.

¡Comenta algo por el amor de Gordon Freeman!