Mis primeros paseos con Mario Kart Tour

Por Gado - Publicado septiembre 26, 2019 6:53 pm


Y finalmente llegó el día en que otra de las sagas más populares y longevas de Nintendo aterriza en plataformas móviles (Android e iOS) con Mario Kart Tour.

Desde que fuera anunciado que he estado atento a su salida, pero para evitar contaminarme con el habitual odio que pulula internet es que traté de evitar el máximo todo tipo de noticias, artículos, videos y todo el material asociado a su desarrollo; esperando poder disfrutarlo con la mejor de las intenciones y sin juicios pre-construidos.

Pues bien, el juego ya está disponible en la tienda de turno (aquí para Android y por acá para iOS).

De entrada, me pidió vincular mi cuenta de Nintendo para poder disfrutar del juego; no hay problema para el madre nintendera fan promedio. Y la carrera tutorial es más que suficiente para entender la mecánica del juego; que es la misma fórmula de siempre, pero con un control realmente simplificado (y con algo de asistencia).

Luego de poco tiempo ya pude hacerme una idea general del juego.

Visualmente es tan atractivo como tu Mario Kart favorito (en mi caso el de Wii y después el de Switch). No encontraremos nada degradado en este aspecto, pero tampoco ninguna novedad.

La parte sonora es tan buena como siempre. Tampoco hay más novedad.

Jugabilidad. Aquí está una de las guindas de la torta. El juego siempre ha sido sencillo de abordar, pero con Mario Kart Tour llevaron esa sencillez al siguiente nivel; al punto de poder jugar con una sola mano, sin perder nada de funcionalidad, y durante tanto tiempo como seas capaz de sostener el aparato en el que juegas.

Si bien, es raro al comienzo, después de unas cuantas carreras te acostumbras rápidamente al esquema de control.

Lo que no me gustó es la cantidad de asistencias que le agregaron a la conducción. Entiendo que fue diseñado para sesiones cortas de juego (carreras con sólo 2 vueltas y pistas que yo sentí más cortas); pero sacrificaron parte de la diversión que la saga acarreaba desde siempre.

Poner muros invisibles para no salir de la pista, también fue un error a mi juicio (ahorro de trabajo en programación a costa sacrificar diversión); pero eso aún podría mejorar.

Pues bien, como conclusión he de decir que Mario Kart Tour es un muy buen juego para el tiempo muerto que uno tiene cuando va al baño o cuando el transporte público está muy lleno como para ir leyendo un libro. Sólo los fans más puristas le encontrarán pifias en cada rincón; pero teniendo en perspectiva que es una adaptación a móviles, yo encuentro que está bien.

De la monetización que integra no hablaré porque no me interesa soltar una sola rupia en este tipo de productos. Si tú estás dispuesto a hacerlo, te aviso que “en teoría” todo el contenido del juego es desbloqueable jugando (salvo el contenido que la propia Nintendo quiera marcar como exclusivo de pago).

¡Comenta algo por el amor de Gordon Freeman!