LagZero analiza: The Division 2 [reseña tardía]

LagZero analiza: The Division 2 [reseña tardía]

Por     hace 2 semanas. Sin Comentarios

Tom clancy’s The Division 2 es la esperada secuela del éxito de ubisoft en el año 2015.

Un Shooter con fuertes elementos de RPG y muchísimo loot que puede ser disfrutado en solitario o acompañado de un grupo de jugadores. 

Al comienzo no le tenía mucha fe; y es que me subí tarde a la primera entrega; pero luego de una exitosa serie de betas, mi percepción empezó a cambiar.

Luego de personalizar a mi agente y completer un tutorial, vamos de lleno a recorrer Washington.

La reseña sin spoilers a continuación 

Jugabilidad 

Si jugaron la anterior entrega no encontrarán muchas novedades, pero si bastantes mejoras. 

La cobertura ahora juega un papel mucho más importante que en la entrega anterior (aunque sigue siendo indestructible); así como el dinamismo y la capacidad de ir alternando las posiciones durante los enfrentamientos ya que los enemigos tratarán de sacar ventaja con mayor frecuencia.

Los enemigos que eran esponjas de balas hacen su regreso pero con mejoras; ya que ahora se premia el combate táctico e inteligente por sobre la potencia de fuego.

De esta forma podemos reducir a un enemigo acorazado en poco tiempo utilizando munición explosiva o disparos precisos en zonas sin protección. O suprimir a un francotirador para que nuestros compañeros cambien de cobertura y así disponer de un mejor ángulo de tiro.

De igual forma la IA cuenta con los mismos recursos que nosotros, por lo que intentarán suprimirnos y flanquearnos cada vez que puedan.

Para los antisociales lobos solitarios ahora cada vez que quieran atacar una fortificación enemiga tienes la posibilidad de utilizar una bengala para solicitar apoyo a la milicia local, manejada por la IA.

Finalmente, las especializaciones de las habilidades nos da un abanico
de opciones agradablemente variado, para así adaptar nuestras tácticas frente a cada situación.

No hablaré de las zonas oscuras (que ahora son 3), salvo para decir que vuelven en gloria y majestad, con variaciones y mejoras que eran necesarias para todo amante del PvP.

Despliegue visual

Si bien The Division 2 no es lo más avanzado en cuanto al despliegue gráfico, sí ha mejorado respecto de la entrega anterior. Cambiamos el escenario completamente invernal por un entorno primaveral lleno de colorido y desolación.

La vegetación abriéndose paso a través del concreto, animales sueltos y destrucción post apocalíptica entregan una sensación de catástrofe tremenda.

Las animaciones durante la acción son correctas pero a los rostros les faltó un poco de expresión durante las secuencias de diálogo.

Aún no logro determinar si las sombras realmente aportan a la jugabilidad, o sólo existe ausencia de luz en algunas zonas para mejorar la ambientación.

En definitiva, no estamos ante una obra de miguel angel, pero si está suficientemente bien realizada para que sea muy agradable e inmersivo.

Apartado sonoro

Con una mejora en relación a la entrega anterior, The Division 2 no me ha defraudado. Gracias al cambio de entorno, estamos constantemente rodeados de sonidos ambientales de vegetación, aves y algunos ruidos urbanos.

Destacan también las conversaciones de los NPC (enemigos que patrullan o aliados que salen en busca de recursos), que están bastante bien hiladas pero sin llegar a ser una obra de Cervantes.

Por otra parte, la música que acompaña el desarrollo del juego es incidental y bastante acompasada con la acción. Durante un paseo sólo nos acompañarán sonidos del entorno, mientras que al entrar en conflicto, la tensión del momento se potencia con la musicalización adecuada. Para muestra, un botón.

El voice-acting también ha mejorado respecto de la anterior entrega, pero en algunos dialogos específicos peca de falta de emoción y sentimientos. 

Argumento

Como buena secuela, los eventos de la entrega anterior sentaron las bases para la trama en The Division 2. Los eventos ocurridos en New York marcaron un antes y un después; y una amenaza de mayor proporción azota ahora las calles de Washington, donde el caos espera a la vuelta de cada esquina.

Si bien la narrativa está algo flaca, y las misiones de la trama principal podrían haber sido un poquito menos clichè y más profundas y elaboradas; el argumento está bien armado.

Gracias a unos pequeños flashbacks (ecos) repartidos a lo largo del mapa podemos ver y entender el porqué las calles de Washington albergan ahora tal nivel de caos y desolación.

Conclusiones

Si bien, para mi The Division 2 llegó un poco pronto (dado que me puse a jugar tarde la primera entrega), he de reconocer que las mejoras son suficientes para querer perderme en él.

El amor de los chicos de Massive está plasmado en un hermoso y entretenido juego que, a pesar de algunas actividades monótonas y repetitivas, jugarlo con un grupo de amigos (o incluso un grupo de extraños gracias al match-making) te asegurará varias horas de diversión.

Me disculpo por lo tardío de la reseña, pero eventualidades de la vida me pasaron la cuenta.

Ah, y por supuesto la verdadera (pero no única) forma de disfrutar The Division 2 es en PC, le duela a los campecinos a quién le duela.

Comentarios y Opiniones

Nadie ha dicho nada... por ahora.

¡Comenta algo por el amor de Gordon Freeman!