Semana #Endgame: Oda a Iron Man

Semana #Endgame: Oda a Iron Man

Por   hace 4 semanas.

Desde hoy se comienza a vivir la locura del fin de estos diez años de películas del Universo Marvel con la avant premiere de “Avengers Endgame” en Estados Unidos y quiero compartir algunas impresiones de lo que me han dejado estos 10 años de películas, escribiendo algunos post en estos días previos al estreno de Endgame en salas chilenas.

Y lo primero que quiero hacer es escribir una especie de declaración de amor a “Iron Man”, película que para mi es la mejor de toda la llamada “Saga del Infinito”.

Aunque claro, para todos la mejor de todas es “Captain America: The Winter Soldier” y con mucha razón porque es por todos lados una película redonda, pero la gracia de “Iron Man” es que todo lo que hace “The Winter Soldier”, ya lo había hecho “Iron Man” y siendo una película de origen. El desarrollo del personaje y el trote que le sacan al Capitán América en esa película, se siente desde los primeros minutos de cinta en “Iron Man”.

Casi como una declaración de principios y mostrando de una la personalidad de Tony Stark, la película parte con Back In Black de AC/DC inyectado a nuestro cerebro, para luego dejar que Robert Downey Jr. nos diga: “miren, nací para ser este personaje”.

Y luego nos deja claro el camino del héroe que toma Tony para mas tarde convertirse en Iron Man mientras escapa de la cueva y siente la pérdida de quien le salvó la vida y por quien luego busca la redención.

Iron Man nos entrega momentos épicos que, enmarcados todo el tiempo en la personalidad de su protagonista, nos hacen emocionarnos como por ejemplo su primer vuelo, la primera pelea que tiene salvando a los habitantes de un pueblo atacado por los mismos terrotistas que lo apresaron a él, como hasta en su final que está en mi top 5 de mejores finales de películas.

La forma en que Stark interactúa con las diferentes tecnologías que posee como el conversar con sus robots y hablarles incluso como si fueran mascotas, hasta esa especie de “air touch” con que maneja los archivos, planos y otros objetos de sus computadoras, no solo se nos entrega de manera creíble, sino que deja por sentado que todo eso es posible y de ahí en adelante toda esa fantasía nos resulta familiar, incluso hasta en la tecnología que vemos en películas que se hicieron casi diez años después como “Black Phanter”.

Es tremenda Iron Man y no solo como historia de super héroes de cómic en solitario, sino que también como base fundamental de los próximos diez años de películas de Marvel que nos “educarían” sobre muchas cosas que antes no se veían en el cine como los cameos de personajes de una película en otra y el quedarse al pequeño postre/adelanto de lo que se viene en las escenas post créditos. Claro, en esta no hay ningún cameo de otro super héroe porque es la primera de la saga, pero si a muchos nos dejó marcando ocupado el cameo de Tony Stark en los créditos de “The Incredible Hulk” y el de Nick Fury en la escena post créditos de “Iron Man”, donde se nos adelanta lo que viene sin saberlo aún, como dice el mismo Fury.

Y todo esto se lo atribuyo a dos personas, primero a Jon Favreau, a quien conocemos como Happy Hogan, el guardaespaldas de Stark pero quien es el director de la película (y otras joyas como “Chef” o “The Jungle Book”) y quien convenció al segundo a quien atribuyo lo bacán que resulta Iron Man, Robert Downey Jr.. Y que bueno que lo convenció, teniendo un ojo tremendo, porque así como Ryan Reynolds es Deadpool, Hugh Jackman es Wolverine, Downey Jr. es Tony Stark, tanto que incluso no podemos separar al personaje del actor cuando lo vemos hablando en entrevistas o en sus publicaciones en redes sociales.

Podría seguir dando la lata pa largo con otras cosas como los personajes y actores bacanes secundarios (The Dude como Obadiah Stane perro <3), la introducción de S.H.I.E.L.D., etc, pero creo que les quedó claro lo mucho que amo esta película por sobre todas las demás, incluso sobre Endgame que obviamente al momento de escribir esto aún no veo y lo digo carepalo aunque suene medio estúpido porque se que no la movera del lugar que tiene asegurado en mi corazón.

Comentarios y Opiniones

Nadie ha dicho nada... por ahora.

¡Comenta algo por el amor de Gordon Freeman!