LagZero Analiza: City of Brass

LagZero Analiza: City of Brass

Por   el 07/05/18 a las 5:31 pm.

Las mil y una noche son varios cuentos del folclore persa que han sido la inspiración para algunos juegos y aun así solo se ha tocado la superficie de algo que esta lleno de historias que pueden servir como un buen argumento. El exponente más notorio ha sido la saga Prince of Persia.

City of Brass toma una de estas historias como inspiración, basado en la ciudad del mismo nombre, la ciudad de bronce es un lugar de leyenda lleno de riquezas, pero también varios peligros para quienes transgreden sus calles.

La ciudad que años atrás solía ser una utopía vio a sus habitantes ser consumidos por la codicia, todos poseían riquezas y poder, por lo mismo nadie quería desempeñar las tareas más básicas así que utilizaron el poder de los genios los cuales hicieron que la ciudad fuera inmortal, pero esta fue una maldición que hizo que todos sus habitantes se transformaran en muertos vivientes quienes aún protegen sus riquezas.

Unos cuantos latigazos y tendremos a los enemigos a nuestra merced

La historia en el juego nos mete en el papel de un ladrón que llega con el propósito de obtener el tesoro más valioso que se encuentra en el corazón de la ciudad, para ello está equipado solo con una cimitarra y un látigo.

City of Brass es un roguelike por lo mismo la orientación de cada mapa es distinta con cada nueva partida, pero como suele ocurrir en este tipo de juegos luego de jugar un rato vamos viendo ciertos patrones en las edificaciones que son similares.

Algunas trampas nos tomaran por sorpresa

Lo que hace que cada partida sea más al azar son las trampas, cada zona tiene un montón de ellas, pero la mayoría solo esta presente en los patios o zonas más abiertas, las habitaciones del tesoro (por llamarlas de alguna forma) son habitaciones cerradas con algunos guardias y cofres con tesoros y no tienen trampas en su interior.

Las trampas en un principio pueden ser bastante molestas y nos pueden eliminar fácilmente si no tenemos cuidado, pero luego de estudiarlas y conocer mejor como se activan serán fáciles de esquivar pudiendo usarlas a nuestro favor para hacer que los enemigos caigan en ellas, ya sea empujándolos o atrayéndolos, estas trampas varían desde estacas retractiles, pozos sin fondo, torrentes de arena desde las paredes y muchas otras que van cambiando cuando avancemos a la siguiente zona.

Los tesoros nos permitirán adquirir mejoras y otras ventajas a los genios

Los enemigos en si no son difíciles, pero el combate recompensa a quienes pelean de forma segura antes que lanzarse directamente a un enfrentamiento cuerpo a cuerpo, la espada que ocupamos tiene un rango muy corto, debemos estar bien cerca para que se registre el golpe de la espada. Es por eso que en la otra mano tenemos el látigo, no hace daño, pero puede aturdir enemigos, botarles el arma o hacerlos caer dependiendo de donde apuntemos, también sirve para recoger objetos fuera de nuestro alcance.

Para complementar el ataque hay algunos objetos que podemos usar como proyectiles, como vasijas, lamparas que producen un efecto incendiario y vasijas explosivas que pueden acabar con un grupo a la vez. Además, hay algunos braceros y enormes vasijas con aceite que estallaran cuando las golpeemos con el látigo quitando del medio a cualquiera que está cerca.

Los genios harán las cosas un poco más fáciles, por un precio.

Para hallar la salida en los laberínticos mapas contamos con un compás que nos indica hacia donde ir, pero podemos explorar en otras direcciones obteniendo buenas recompensas. Sin embargo, hay algo que hará que explorar no sea sencillo, cada mapa tiene un limite de tiempo al agotarse aparecerán los Derviches, seres de energía que no pueden ser eliminados y de los cuales solo podemos huir, estos aparecen cerca tuyo y te persiguen de forma implacable, su movimiento sin embargo no es muy rápido y eso nos dará un poco de tiempo para correr a la salida.

…el diseño grafico es bastante atractivo, con patios amplios para un combate más libre y zonas más estrechas, todo parece calzar a la perfección.

Las riquezas recogidas no solo sirven para acumular puntos, serán la moneda de cambio para comprarle mejoras a los genios que vendan objetos, como una mejor espada, un látigo con efectos secundarios como por ejemplo congelar, quemar o mayor alcance, hay otros genios que venden salud, algunos pueden desactivar las trampas y otros pueden guardarnos un objeto o parte de las riquezas para una siguiente partida.

Dentro de las opciones que ofrece cada genio aparece también el icono de una lampara, eso sirve para pedir un deseo el cual aumenta de forma considerable lo que ofrece cada genio, por ejemplo, aquel que desactiva las trampas en un nivel con el deseo lo hará en todas las fases subsiguientes, el que te da un poco de salud ahora llenara toda tu salud, etc. Por supuesto el precio aumenta y solo contamos con 3 deseos, hay genios centinelas que te atacan al verte si nos acercamos lo suficiente y les pedimos un deseo ahora cualquier genio de este tipo atacara automáticamente a los enemigos.

El combate si bien entrega la suficiente variación para afrontarlo de distintas formas puede volverse un poco monótono cuando tengamos que repetir la misma fase luego de morir muchas veces, pero para cambiar un poco la dificultad y hacer las cosas más fáciles o difíciles, contamos con algunos modificadores como las bendiciones y cargas. Estos pueden dar más salud, menos enemigos, menos trampas y un montón de ventajas si elegimos las bendiciones, si elegimos las cargas podemos hacer que los enemigos vuelvan a aparecer, que sean más fuertes y otros cambios que harán más desafiante el juego.

Estas estatuas te mantendrán los pelos de punta, solo se mueven cuando no las miras.

A pesar de ser un roguelike y de que el mapa se genera de forma aleatoria el diseño grafico es bastante atractivo, con patios amplios para un combate más libre y zonas más estrechas, todo parece calzar a la perfección. También hay algunas zonas ocultas que guardan más tesoros para llegar a ellas deberemos trepar o usar el látigo en objetos específicos que nos permitirán columpiarnos.

Por último, si bien el juego no posee un modo en línea hay una tabla de clasificaciones la cual no corre para quienes usan modificadores, pero si elegimos el desafío diario podremos competir con otros jugadores para ver quien obtiene más puntos, si fracasamos debemos esperar al siguiente día para el próximo desafío diario.

Para resumir, City of Brass puede encasillarse entre otros roguelike del mismo estilo, pero su diseño en el combate y como va agregando nuevos enemigos y trampas en cada zona mantiene el interés en continuar avanzando para llegar cada vez más lejos, pero la repetitividad en este tipo de juegos es inevitable.

El día y la noche agrega otro factor variable en cada nivel.

Algo muy positivo que si logra separar a CoB de otros roguelikes es que a pesar de los objetos y nuevas armas que recogemos, el cual lejos lleguemos esta dado más por nuestra habilidad para sortear las distintas trampas y enemigos en vez de un asunto de suerte, como suele ocurrir con otros juegos similares, al final es el conocimiento de cómo actúa cada enemigo o como funciona cada trampa lo que nos hace llegar más lejos, es decir lo que aprendemos en cada intento tiene más valor que lo que cargamos en nuestro inventario.

Si buscas un juego con acción desenfrenada contra hordas de enemigos es probable que City of Brass no sea tu juego, si bien podemos enfrentarnos a muchos enemigos a la vez, la planeación y la exploración suelen jugar un papel clave. No es una experiencia relajada pero tampoco es frenética. Es un juego recomendado para quienes buscan algo que los mantenga entretenido un rato y puedan volver a visitar en cualquier momento.

(Estás en la Página: 1)
Páginas : 1 2

Comentarios y Opiniones

Nadie ha dicho nada... por ahora.

¡Comenta algo por el amor de Gordon Freeman!