Si el Cyberpunk es lo tuyo entonces debes ver Cyber City Oedo 808 [LZ Nite]

Si el Cyberpunk es lo tuyo entonces debes ver Cyber City Oedo 808 [LZ Nite]

En LZ Nite nos sumergimos en las profundidades de la internet para encontrar cosas curiosas, joyas perdidas o atrocidades que nadie quiere recordar, para hacer más amenas tus noches de verano.

Por   el 12/01/18 a las 11:00 pm.

Buscando dentro de las profundidades más oscuras de la internet encontré algo que podría calificarse como el eslabón perdido de lo que es el anime ciberpunk, se trata de Cyber City Oedo 808.

Esta serie de solo 3 ovas fue creada por el estudio Madhouse cuando aun eran desconocidos para el resto del mundo entre los años 1990 y 1991. A pesar de la época en que fueron creados aun se mantiene vigente hasta nuestros días.

La historia comienza con una prisión en órbita donde tres reos son llamados para hablar con el jefe de policía Hasegawa quien les ofrece la oportunidad de reducir sus condenas (de casi 300 años) si trabajan como policías.

Sengoku es quien actúa antes de pensar.

Para salir del aburrimiento y no de muy buena gana deciden aceptar el trato, con esto reciben un Jitte (arma tradicional Japonesa de la época Edo) y un collar explosivo por si intentan escapar o no cumplen con las asignaciones, pero el collar también sirve como intercomunicador.

Los tres reos tienen un diseño que hace referencia a villanos de algunas películas populares de aquella época. El primero es Sengoku por el cabello y la chaqueta roja que lleva tiene un parecido similar a Rebelde sin causa, tiene la misma actitud.

Peinado punk y es hacker, si eso no es Cyberpunk no se que lo sea.

El segundo es Gogol, el nombre suena como “goggles” que es como en ingles se le dice a las gafas de protección, ya que lleva puesta unas gafas futuristas, tiene un peinado mohicano similar a uno de los enemigos de Mad Max 2 y maneja un enorme camión. Es el hacker del grupo pero también es un buen combatiente con armas de fuego y cuerpo a cuerpo.

El ultimo es un ser andrógeno (sospechamos que es hombre) llamado Benten, su apariencia es demasiado parecida a Jareth (conocido como el Rey Goblin) personaje de la película Laberinto interpretado por David Bowie. Utiliza como arma hilo cortante.

Mucho de lo que llama la atención de la serie es el diseño de la tecnología presente en cada capítulo, con cosas tan adelantadas como armas con reconocimiento de huellas digitales mezclado con los antiguos discos floppy, ademas del detalle de la consola de cada vehículo le da ese aspecto a lo Blade Runner.

La idea del cable cortante en el dedo podría estar sacada de Johnny Mnemonic, pero no de la película si no del libro que es más antiguo.

El primer capítulo se centra en Sengoku, es enviado a una torre espacial que llega hasta la estratosfera, para investigar el ataque de un hacker que pone en jaque todo el sistema de la ciudad, sin embargo detrás de toda la conmoción se esconde un enorme secreto sobre la identidad del posible hacker.

El segundo capítulo muestra a Gogol, descubre a una vieja amiga y el desarrollo de una nueva arma militar, lo que no sabe es que el podría convertirse en el próximo objetivo de este cyborg. El camión que maneja Gogol recuerda mucho al que salia en la serie The Highwayman.

El ultimo capitulo sigue a Benten, su investigaciones se centran en la muerte de unos genetistas, detrás de esto se encuentra un científico en busca de la vida eterna.

En youtube están disponibles los tres ovas, eso si la versión de UK (doblada al ingles) tiene música exclusiva que se realizo para su emisión, pero su traducción difiere en varias escenas con la versión original, una práctica que era bastante común en aquella época para adaptar ciertos modismos a regiones especificas.

Por ultimo existe un videojuego que es una aventura gráfica llamada Cyber City Oedo 808: Attribute of the Beast, para el NEC PC-Engine, pero solo salio en japón. Los tres Ovas están disponibles en youtube.

Versión en ingles.

Versión en ingles.

Versión en ingles.

Comentarios y Opiniones

Nadie ha dicho nada... por ahora.

¡Comenta algo por el amor de Gordon Freeman!