LagZero Analiza: Star Wars: Battlefront 2

Por     hace 1 semana. Sin Comentarios

Antes de que vean o lean el review, me gustaría explicar el contexto en el cual lo realice. He visto algunos análisis en otros sitios y me pareció que muchas de las opiniones se centran más en torno a la polémica de las famosas cajas de botín que del propio juego.

Mi postura en este caso es que nunca he gastado y creo que nunca gastare dinero real en comprar cajas de botín y de esa forma es como analice el juego, basándome en una simple ecuación de tiempo invertido versus diversión.

Por último, indicar que esta vez el código nos fue facilitado para el análisis, el cual obviamente fue para la gloriosa versión de PC grabado y editado en mi humilde tarro. Como siempre espero que disfruten el análisis, de antemano perdonen la calidad de audio, pero grabe el review con mi casco de Kylo Ren (la verdad lo grabe desde otro micrófono que no es el mío). La transcripción del video a continuación.

Luego de una beta que mostro los cambios que tenía el juego con respecto a su primera parte y a las polémicas que aparecieron con respecto a las cajas de botín, se lanzó Battlefront 2 con cambios que lo hacen mejor que su primera parte.

Comencemos con el agregado más notorio, un modo campaña que si bien no es el foco central del juego por lo menos le da un poco de variedad y logra recrear algunas de las locaciones más icónicas de las películas manteniendo una fidelidad visual impecable.

En la historia jugamos con Iden Versio, comandante del escuadrón infernal, un grupo de elite del imperio encargado de realizar infiltraciones y extracciones desde bases y naves militares. Pero no solo jugaremos con ella también pasaremos a controlar a otros personajes famosos de la saga incluyendo las habilidades que poseen en el modo multijugador.

El periodo en donde se desarrolla el juego es en la época donde es destruida la segunda estrella de la muerte, continuando hasta la batalla de Jakku, si bien el propósito es unir un poco la historia entre el Regreso del Jedi y el Despertar de la fuerza, la mayoría de la historia está centrada en las misiones del escuadrón infernal y muchas de estas no se sienten realmente conectadas con las películas, si no como historias paralelas que no agregan nada nuevo.

En la historia controlamos algunos héroes, tienen las mismas habilidades que en el modo multijugador, a excepción de la protagonista principal que tiene más variantes.

La dificultad de la campaña no es muy elevada, eso junto a una duración de unas cuantas horas hace posible que terminemos todas las misiones en poco tiempo. Pero por lo menos nos sirve para prepararnos para el modo multijugador ya que la jugabilidad, armas y habilidades no difiere mucho entre ambos modos.

Antes de ir con el modo multijugador podemos probar el modo arcade, en donde tendremos algunas misiones de no más de unos minutos donde debemos derrotar a soldados controlados por la IA en un tiempo determinado y con algunos modificadores.

Es un modo rápido para ir directo a la acción y es bastante bueno pero lamentablemente se ve opacado por otros problemas, el primero es que en la versión de PC inexplicablemente no existe un modo cooperativo como en la primera parte, algo que si estaba implementado en la beta.

Lo segundo es que por cada misión ganamos 100 créditos, hasta que aparece un mensaje que dice que debemos esperar unas cuantas horas para volver a ganar créditos, como si se tratara de un juego de teléfono móvil.

it’s high noon versión Lando Calrissian.

No existen más opciones para juego en solitario así que nos vamos al modo multijugador, el modo principal es Asalto Galáctico. En este nuevo modo se mezclan elementos de la primera parte como la destrucción de AT-ATs con la captura de objetivos, por lo cual se siente más variado.

No todas las misiones implican destruir o defender un transporte blindado, hay algunas como la que se desarrolla dentro de la estrella de la muerte o la base Starkiller que requieren la captura de objetivos, estos mapas presentan varias alternativas para llegar al objetivo por lo cual el flanqueo se vuelve clave para superar las defensas.

En el caso de los mapas donde hay que defender blindados la primera zona generalmente esta abierta y permite el uso de vehículos blindados y aeronaves, pero ya llegando a la base o al palacio en el caso de Naboo todo se desenvuelve entre la infantería y los héroes en estrechos corredores.

El nuevo movimiento de rodar es ideal para esquivar granadas.

En mapas como Naboo el uso de aeronaves no es muy útil, aunque aun nos pueden dar unas muertes si nos centramos en el blindado de los droides, pero en otros mapas como Hott, Kashyk o la primera zona de la base Starkiller, se vuelven más útiles y obligaran a los enemigos a gastar puntos en naves para defenderse.

Cada vez que realizamos eliminaciones o jugamos según los objetivos, ganamos puntos de batalla, estos nos dan la posibilidad de usar vehículos o usar a los héroes, un sistema un poco mejor que el de fichas esparcidas por el mapa de la primera parte, por supuesto no basta que tengamos los puntos necesarios la unidad especial que queremos ocupar debe estar disponible, por ejemplo si ya alguien esta ocupando a un héroe, debe ser derrotado para que quede disponible nuevamente.

Otra diferencia que hace mejor el juego es que los soldados están divididos en clases, cada uno con sus habilidades y armas, estas son asalto: soldado balanceado de ataque, unidad pesada tiene más poder de fuego y un escudo, pero al usar sus habilidades pierde movilidad, el oficial potencia otras unidades y tiene una torreta y el especialista es el típico francotirador. No existe un límite al elegir clases.
Uno de los problemas de la primera parte era que a pesar de la cantidad de armas, mas de la mitad eran similares y al final todos terminaban usando las más potentes, al usar clases se a logrado balancear el armamento y le da un propósito a cada unidad, con esto se logra reducir un poco la repetitividad de cada partida. En el fondo no existe una clase mejor que otra pero es la situación de cada encuentro lo que permite que un tipo de unidad tenga más valor que otra.

La parte entretenida de este mapa es que quien anula el objetivo debe mantener presionado el botón un buen rato, si lo logra gana un montón de puntos de batalla.

Con respecto a las armas cada clase tiene 4 en total, pero solo una esta disponible desde el principio, el resto se desbloquea al ir acumulando muertes de enemigos con determinada clase, además de desbloquear las mejoras para el arma que más utilizas, como reducción de retroceso, doble zoom y disparo de iones.

El otro modo de juego que ha cambiado es Asalto de Cazas estelares, este ya no es un simple todos contra todos, ahora es un juego por objetivos donde una facción ataca y la otra defiende, donde gana más importancia un ataque coordinado a las distintas estructuras que hay que destruir.

Las naves disponibles son un caza, un interceptor y un bombardero, junto con las naves de los héroes que se desbloquean con los puntos de batalla. Ahora muchas de las batallas son en el espacio, pero la batalla en Kamino se desarrolla en la fábrica de clonación con varios obstáculos para poder quitarse de encima esos molestos misiles.

El manejo de las naves continúa siendo bastante simple, sin preocuparse por leyes de la física o la inercia, solo basta con manejar bien la velocidad y maniobrar rápidamente para colocarse detrás de las naves enemigas. La interfaz también te marca la ultima nave que te derribo por si quieres empatar el marcador.

Aparte del modo arcade predefinido que te da créditos, podemos personalizar un modo arcade con distintas reglas y modificadores.

El siguiente modo disponible es Héroes versus villanos, ahora que este modo tiene más héroes no hay soldados de por medio, un bando elige a 4 héroes y el otro bando elige a 4 villanos.

El propósito esta vez no es simplemente un todos contra todos, en cada ronda uno de los héroes y uno de los villanos pasa a ser el objetivo principal, para ganar debemos eliminar el héroe o villano marcado antes de que el enemigo elimine al objetivo de nuestro grupo que puede ser nosotros mismos u otro de los 3 jugadores de nuestro equipo. El equipo que llegue primero a cero pierde.

Sorprendentemente los héroes no están tan desbalanceados entre sí, pero se requiere conocer muy bien las habilidades del personaje que estamos ocupando y por supuesto un buen trabajo de equipo.

Los siguientes dos modos son más rápidos y sencillos, ideales para desbloquear nuevas armas, el primero es ataque, donde dos equipos de ocho jugadores deben defender o atacar unos objetivos, la ronda es sumonte corta y no tiene más de dos objetivos.

El ultimo modo es combate y no es más que un todo contra todos por equipo, cada equipo se compone de 10 jugadores y el primer equipo que se quede sin refuerzos pierde. Al igual que Ataque se usan solo algunas secciones de los mapas más grandes que hay en asalto galáctico.

Esto es en términos generales lo que encontraras en Battlefront 2, gráficamente el juego se ve bastante bien, habían comentarios de que no era gráficamente superior a la primera parte, pero la diferencia visual entre ambos es más de tipo artístico en el uso de colores diferentes, pero técnicamente son bastante similares.

Al principio la complejidad del mapa nos hará perdernos un poco, pero luego de un par de partidas nos orientaremos mejor.

Por ultimo y para cerrar vamos a explicar de que se tratan ahora las cartas estelares y de la economía con la cual funciona el juego. En la primera parte las cartas cumplían la función de otorgar distintas habilidades al jugador, las cuales ahora están incluidas dentro de cada clase, por lo cual su propósito en esta segunda parte es diferente.

Las cartas estelares esta vez pueden mejorar una habilidad o cambiarla por otra distinta, por ejemplo el oficial puede cambiar la torreta por un escudo de equipo, el especialista puede cambiar los binoculares por una mina de proximidad, etcétera.

Cada carta tiene 4 niveles, común, poco común, raro y épico. Definidos con colores blanco, verde, azul y morado respectivamente. Cada unidad puede ocupar como máximo solo 3 cartas, pero al principio solo tenemos una ranura disponible, las otras dos se desbloquean al subir de nivel.

Todo utiliza cartas, los soldados, los héroes, las naves y las naves de los héroes. Las cartas se pueden obtener de dos formas, dentro de las cajas de botín o fabricándolas con material de creación. Una carta creada siempre inicia en nivel uno y si tenemos suficiente rango y material la podemos mejorar, pero dentro de una caja de botín podemos obtener de inmediato una carta épica si tenemos suerte.

Las cajas de botín se compran con créditos ganados durante las partidas, pero también hay cajas de botín especiales que se otorgan al ganar recompensas, también se pueden comprar usando cristales los cuales se obtienen con dinero real, pero esta opción por el momento esta desactivada, aun así, hay recompensas que otorgan cristales, pero su cantidad es bajo el requerimiento.

Esto suena a que mucho del balance puede basarse en la suerte, la buena noticia es que un equipo coordinado sin cartas puede destruir fácilmente a un equipo desordenado que tenga solo cartas épicas, porque si bien las cartas dan algunas ventajas no te garantizan la victoria si aún no dominas bien el juego o intentas vencer solo a un equipo.

Los créditos se ganan por jugar en una partida, el que anotemos un montón de puntos o no le acertemos a nada poco importa en lo que ganamos al final, este valor esta dado más por la cantidad de tiempo que permanecemos en la partida, es decir solo por jugar ya estamos ganando algo.

El oficial se convirtió en mi unidad favorita, a pesar de que no tiene mucha potencia de fuego puede otorgar apoyo a otros jugadores.

Otra forma de ganar créditos es cuando obtenemos un logro o recompensa, ya sea por cantidad de muertes con un arma o por tiempo jugado con un tipo de soldado o nave. El problema que quizás tiene este sistema es que la interfaz no es cómoda, si queremos obtener esos créditos debemos ir a las recompensas y buscar el logro que obtuvimos, seleccionarlo y canjearlo. Todo eso se podría evitar si tan solo se otorgara automáticamente.

Lo mismo pasa con el menú de colección donde administramos nuestras cartas, al principio estará vacío, pero después de abrir unas cuantas cajas y obtener logros perderemos un buen rato moviéndonos entre cada unidad para asignar y crear cartas, este es el único menú donde podemos crear cartas ya que no podremos hacerlo durante una partida a pesar de ser el mismo menú.

Como saben algunos héroes están bloqueados, los más populares cuestan más, gracias a los logros es posible desbloquear algunos más rápido, pero sigue siendo una forma innecesaria de amarrar las micro transacciones.

Para concluir trate de ser justo, después de todo las mejoras con respecto al primer Battlefront de Electronic Arts se notan y son muy superiores en cuanto a contenido, jugabilidad y balance, para eso trate de abstraerme un poco de toda la controversia de las cajas de botín, que si bien es un punto muy importante a tener en cuenta también tiende a nublar el juicio de algunos y a pasar por alto cosas objetivas con tal de adaptarse a una opinión subjetiva.

Como todo juego en línea hay que dedicarle tiempo, lo importante es que ese tiempo invertido sea en aras de obtener una buena experiencia de juego en vez de solo juntar créditos para la próxima caja de botín, por eso la mejor forma de disfrutar de Battlefront 2 es simplemente preocuparse de la personalización antes de una ronda de partidas y luego de eso olvidarse de las cajas y los créditos hasta la próxima vez que vuelvas a iniciar el juego.

Los puntos más negativos a mi parecer es que aún hay muchos servidores donde el lag es demasiado y el sistema de matchmaking te arroja a servidores vacíos de forma frecuente, nuevamente son problemas que se podrían solucionar con un buscador de servidores como el que usa Battlefield 1.

Battlefront 2 no es una obra maestra pero tampoco es un desastre total, para quienes son fans de la guerra de las galaxias se sentirán como en casa, lo mismo para quienes buscan un multijugador como el de Battlefield 1 pero más sencillo, para el resto que quiere una experiencia más profunda y con muchas más opciones es probable que este juego los aburra rápidamente.

Comentarios y Opiniones

Nadie ha dicho nada... por ahora.

¡Comenta algo por el amor de Gordon Freeman!