LagZero Analiza: Need for Speed Payback [reseña con ruedas]

LagZero Analiza: Need for Speed Payback [reseña con ruedas]

Por     hace 3 semanas. 1 Comentario

Need for Speed Payback. Otra de las grandes promesas de EA para éste año. Y es que esta franquicia siempre da de qué hablar; para bien o para mal.

Con algunas novedades y nuevamente haciendo gala del motor FrostBite; la entrega número 23 de la saga no logra dar el ancho de su longevo y respetado nombre.

Gráficos

Las bondades y flexibilidad de FrostBite me sorprenden incluso hoy. Desde The Run que me convencieron que éste era EL motor para la saga.

Y si bien los gráficos no deslumbrantes, se nota que hubo trabajo y cariño en el modelado de los coches y del escenario. Los efectos de sombreado e iluminación están bien cuidados. Las chispas y el polvo enriquecen la experiencia. Y efectos de saturación y desenfoque agregan un toque semi-realista.

Aún así, creo que el FrostBite es capaz de más cosas. Extrañé el daño visual en los coches (del daño mecánico ni hablar) y un poco de deformación del terreno.

Jugabilidad

Creo que el punto más flaco está aquí, ya que a pesar de las novedades, Payback queda al debe en cuanto a experiencia de juego.

Si bien lo venden como título de carreras de acción, lo plano y poco variado que se siente un coche respecto de otro, resta motivación por obtener aquél vehículo que pareciera ser mejor que el actual. En corto, la mayoría de los coches de sienten muy similares entre si, lo que decanta en que la conducción sea plana y poco variada.

Tenemos bastantes cambios a nivel cosmético

Durante el desarrollo de la campaña, alternaremos la piel entre tres diversos pilotos, con estilos distintos entre si y cualidades diferentes. El problema, es que no se sienten tan distintos ni diferentes.

Por otra parte, el mundo abierto le hace muy bien a la saga. Poder conducir por más lugares que sólo calles y carreteras agrega mucha diversión al juego.

Finalmente, el nivel de personalización es más profundo de lo que esperaba. Tenemos bastantes cambios a nivel cosmético, y cambios que afectan el comportamiento de los coches dentro o fuera de las pistas, en forma de perfiles (off-road, driffter y así).

Musica y sonidos

La saga nos tiene ya mal criados en relación a su banda sonora. En general los estilos que mezclan no son de mis favoritos, pero acompañan perfectamente la acción y las competencias.

El alto nivel de producción de banda sonora es algo que en ésta edición no ha fallado.

Ahora bien, el rugir de los motores está un poco más homogeneizado entre los diferentes coches que utilizamos. Atrás quedaron los días donde cada vehículo sonaba de forma única; pero aún así, todavía se me erizan los bellos de la nuca durante una persecución.

Argumento

Tres amigos se reúnen para correr y vencer a una organización mafiosa que controla la Ciudad donde se desarrolla la historia, una versión propia de Las Vegas.

En realidad es de agradecer que pongan trama a un título de conducción, pero sólo tengo espacio para los doramas de Fast & Furious, con eso me basta.

La trama es simple y las conversaciones entre los personajes es graciosa. Sin embargo, le falta un granito de algo para lograr enganchar y querer seguir corriendo y explorando.

Conclusión

Need for Speed Payback es un juego que divierte durante un rato pero nada más. Incluso los fans más devotos de la saga sentirán la carencia de elementos que te mantengan enganchado como las entregas más gloriosas de la franquicia (hola Most Wanted del 2005).

Siendo crítico, sirve como título casual para matar el tiempo; mientras esperas que lleguen las pizzas para ver algo en Netflix.

Comentarios y Opiniones: 1

¡Comenta algo por el amor de Gordon Freeman!