LagZero αlfa-βeta: Star Wars Battlefront 2

LagZero αlfa-βeta: Star Wars Battlefront 2

Por   el 13/10/17 a las 2:21 am.

Esta semana le di una oportunidad a la beta de Star Wars Battlefront 2 y frente a todo pronóstico parece ser un producto más sólido que su primera parte, si bien en ciertos aspectos no supera a la versión original de Lucasarts que saliera en el 2005 por lo menos está más cerca, aun así, hay pequeños detalles que hay que considerar y que no se pueden ver en una beta de solo unos días.

La beta incluía 3 modos de juego, el primero y el que revisaremos a fondo es el modo asalto, basado un poco en la escolta de AT-AT de la primera parte, pero esta tiene un poco de herencia de Battlefield 1 en cuanto a las reglas. El segundo modo de juego es combate en el espacio (por fin) y el tercer modo de juego es Strike diseñado para partidas rápidas y cortas de solo 16 jugadores.

Empecemos por el primero, el modo asalto esta vez solo contempla 40 jugadores en vez de 64, esta cantidad de jugadores tiene dividida a la comunidad, por una parte, las partidas no son tan caóticas, pero por otro lado es un numero correcto para la escala y duración del mapa en la beta, en mi opinión creo que esa cantidad fue elegida por la forma en cómo se controlan los vehículos y unidades especiales, llámese héroes.

Permanecer en la calle principal te garantizaba un agujero en la cabeza, lo mejor era flanquear por los otros pasajes.

Cada vez que jugamos según los objetivos o eliminamos jugadores ganamos puntos de batalla, si reunimos los suficientes puntos podremos reaparecer dentro de alguno de los vehículos disponibles o bien como alguno de los dos héroes del mapa, esto en cierta parte es mejor que la absurda búsqueda de iconos que nos otorgan vehículos o héroes de la primera parte, además abre la posibilidad de guardar puntos y utilizarlos en momentos claves para equilibrar la balanza a nuestro favor.

Ahora bien, hay un límite en las unidades especiales y algunas son temporales como la nave de tropas de los clones o subirse al MTT de los androides y si una unidad especial es eliminada el cupo vuelve a quedar disponible, así que existe la posibilidad de que todos tengan su turno si reúnen los puntos necesarios.

Las unidades normales están compuestas esta vez por clases, algo que hace un poco más balanceado el juego con respecto a la primera parte, estas son Asalto, unidad estándar de ataque de corto a medio alcance, Heavy: unidad semi-tanque para limpiar grupos de soldados, oficial es una unidad más táctica enfocada en dar soporte al grupo y para acompañar su limitado poder de fuego viene con una torreta, por último, especialista es el típico francotirador para largas distancias.

Las unidades básicas, el resto se desbloquea al ganar puntos de batalla.

En la beta el objetivo de los androides es escoltar el MTT hasta el palacio y el de las tropas clones detenerlos usando cañones de iones que pueden dejar vulnerable al MTT por unos segundos hasta poder destruirlo, mientras el MTT no sea golpeado por estas armas es inmune. La misión no acaba cuando el MTT llega al palacio, la segunda fase se desarrolla dentro del palacio donde hay que capturar dos zonas para luego capturar el salón del trono y ganar la partida. El palacio está lleno de corredores y pasillo lo que transforma radicalmente el juego y puede dar vuelta rápidamente el marcador si el equipo atacante se queda sin refuerzos.

Comparándolo con el asalto de los AT-AT este modo de juego es un poco más balanceado ya que ahora atacar y defender el transporte requiere mayor coordinación y aunque el MTT llegue al palacio el equipo defensor aún tiene posibilidades de reagruparse y lograr la victoria, además el caos esta vez está un poco más controlado excepto en la sala del trono donde todo se transforma en un tira y afloja, pero si note que mientras más unidades disputan el salón más tiempo se demoran en reaparecer los defensores, probablemente para que la ventaja de tener apariciones infinitas de los defensores no sea el único factor a tener en cuenta para la victoria.

También era posible pilotar cazas en la ciudad para derribar naves enemigas, pero en este escenario no era muy útil para buscar y eliminar soldados enemigos.

Sigamos con asalto de cazas estelares, este modo también ha mejorado bastante con respecto a la primera parte, ya no es el típico todos contra todos donde con un par de partidas se torna repetitivo, en esta oportunidad ambos equipos tienen objetivos que cumplir y no se trata de tan solo eliminar a los rivales si no también de destruir ciertas estructuras claves.

El mapa se desarrolla en un astillero imperial, los rebeldes tienen la misión de destruirlo, eliminando sistemáticamente todas sus defensas incluso volando dentro de la estructura, pero tienen una cantidad limitada de naves (reapariciones) en cambio los defensores cuentan con naves ilimitadas, pero además se enfrentan a dos corbetas corellianas de asedio, aunque estas las controla la I.A.

Una de las habilidades del Tie-Bomber me hicieron recordar este corto animado, pero con menos misiles.

Cada bando tiene un caza (Tie Fighter, X-Wing) un interceptor (Tie-interceptor, A-Wing) y un bombardero (Tie-Bomber, Y-Wing), además de las dos naves héroes o especiales que podemos utilizar cuando ganamos los puntos suficientes. El bando rebelde gana cuando ha destruido todo los objetivos y el bando imperial gana si agota todos los refuerzos de los rebeldes, a los cuales se le agregan unos cuantos números si dejamos que cumplan sus objetivos.

La jugabilidad se siente un poco como la primera parte, pero cada nave se siente distinta, por ejemplo, los bombarderos son pesados de maniobrar, pero tienen un enorme poder de fuego, en cambio los interceptores son rápidos y muy maniobrables, pero con un par de tiros caen como papel, los de asalto son el punto medio entre resistencia y maniobrabilidad.

Es la única captura que saque del modo Strike, perdón.

Por último, para concluir estaba el modo Strike, este simple modo de juego se desarrollaba en el planeta Takodana que salía en El Despertar de la fuerza, en este sencillo mapa la primera orden debe recuperar un artefacto y la resistencia debe defenderlo, se usan las mismas unidades y mejoras del modo asalto, pero solo hay 2 unidades especiales.

Es un modo de juego rápido y sencillo para quienes buscan algo más pequeño, aun así, el trabajo de equipo es importante pero no a la escala del modo asalto.

Gráficamente el juego no tiene mucha diferencia con la primera parte, así que si pueden jugar cualquiera de los últimos juegos de DICE no deberían preocuparse mucho por los requisitos, aunque hay varios que encontraron el juego visualmente peor que la primera parte, esto se debe al exagerado efecto de post-procesado que tiene el juego y que por lo menos en la beta no se podía desactivar.

Si los monitores fueran ovalados como los televisores antiguos estos efectos se verían bien, pero son cuadrados/rectangulares y esos bordes oscuros no hacen más que molestar.

Estos efectos son la aberración cromática y el film grain (o granulado de película), ambos sobre utilizados en los últimos juegos que quieren ser “cinemáticos” generalmente para ocultar un poco las limitaciones gráficas, pero innecesario cuando se juega en un buen PC que puede correr el juego sin problemas, la mayoría de las veces es posible desactivarlo, pero en este caso no existía dicha opción.

No se sabe si en la versión final se podrá quitar por completo, pero si aseguraron que lo reducirían, aunque eso no confirma la opción para quitarlo que debería ser lo ideal.

Por ultimo y para terminar este preview vamos a hablar de un tema muy sensible y que estuvo en el ojo del huracán más que el juego, el regreso de las famosas cartas estelares dentro de otro agregado abusado por varios juegos, las cajas de botín.

cartas, dame cartas.

Las cartas estelares esta vez no nos otorgan habilidades especiales, estas tres ya están incluidas dentro de cada clase, las cartas esta vez funcionan como mejoras de cada una de dichas habilidades, como por ejemplo mayor tiempo de duración de la habilidad. Otras cartas pueden incluso darnos una nueva habilidad reemplazando alguna de las originales, por ejemplo, en el oficial la granada se podía reemplazar por un disruptor que desactiva todas las granadas que te arrojan por un tiempo limitado.

Hasta aquí todo bien, de hecho, la forma en cómo funcionan las cartas ahora es mucho mejor, ya que podemos configurarlas al inicio y luego nos olvidamos por completo de ellas cuando comienza la partida. El problema más grave es como se obtienen, no se ganan por llegar a un nivel o usar una unidad más que otra, si no que se obtienen al azar dentro de una de las cajas de botín.

Las cajas de botín funcionan de igual forma que en Battlefield 1, cada cierto tiempo tienes acceso a alguna, pero esta vez además de cambios cosméticos como poses o frases de personajes, vienen dentro las cartas que modifican o potencian las habilidades de unidades, héroes y naves.

Ven ese cero que esta al lado de los créditos, eso se llaman cristales y se compran con dinero real.

Las cajas se pueden obtener usando los créditos ganados en cada partida, cada partida te dejaba entre 100 a 200 créditos aproximadamente, cada caja cuesta alrededor de 1000 créditos, así que para poder adquirir una caja hay que participar de entre 5 a 10 partidas dependiendo del desempeño.

El problema reside que para quienes quieren apurarse las cajas se pueden obtener con dinero real, esto transforma el juego peligrosamente en un pagar para ganar, si bien muchas de estas mejoras no te van a transformas instantáneamente en un jugador top, algunas si te darán la ventaja frente a quienes aún tienen el equipo estándar.

Este es el mayor problema de la beta y quizás lo único que puede arruinar toda la experiencia que hasta el momento promete ser muy superior a lo que fue la primera parte, muchos no están muy de acuerdo que un producto que no es gratis además tenga micro transacciones que pueden otorgar ventajas para quienes tienen el dinero. Queda un mes para que el juego salga al mercado y solo queda esperar cual será la respuesta la EA frente a esto.

La beta fue bastante satisfactoria y promete un excelente juego, pero es una pena que un solo factor pueda mandar todo el esfuerzo de los desarrolladores a la basura.

Comentarios y Opiniones

Nadie ha dicho nada... por ahora.

¡Comenta algo por el amor de Gordon Freeman!