LagZero αlfa-βeta: Dead Cells

LagZero αlfa-βeta: Dead Cells

Por   el 08/07/17 a las 2:00 pm.

Los juegos Roguelike se han convertido en la alternativa preferida de los desarrolladores independientes por varias razones, la primera es que permite diseñar niveles completos entregando un montón de variaciones sin el costo de tener que controlar cada pequeño detalle, lo segundo es que hace el juego menos repetitivo y tercero porque es más fácil agregar nuevo contenido durante la marcha.

Pero aun así no es sencillo lograr que todos los elementos que componen un roguelike funcionen adecuadamente, por suerte Dead Cells tiene la fórmula para lograrlo y por cada nuevo parche que han lanzado han mejorado varios detalles que hacen el juego mejor.

Dead Cells es un juego de plataformas que se inspira fuertemente en títulos como Castlevania, aunque el diseño de las mazmorras recuerda un poco al antiguo Prince of Persia, la diferencia es una jugabilidad más rápida que entrega el balance perfecto entre habilidad y táctica a la hora de lanzarnos a una pelea, pero su componente RPG también nos introduce la necesidad de gestionar nuestro armamento y habilidades.

Cada vez que comenzamos una partida nos apoderamos de un cadáver sin cabeza, esta es la excusa para volver al inicio cada vez que nos eliminan, muere el cuerpo, pero no el ente que lo controla. Siempre iniciaremos con una espada simple, al avanzar recogeremos nuevas armas más poderosas, podemos llevar dos armas para ir complementando nuestro ataque, estas van desde espadas, dagas, arcos o ballestas, escudos y un látigo eléctrico.

Los poderes elementales como congelar y quemar, pueden continuar dañando al enemigo por unos segundos o hacerlo más lento

Lo recomendable en este caso es usar una espada acompañada de un arma a distancia o un escudo, el látigo también funciona como arma secundaria de media distancia ya que ataca a cualquier objetivo cercano en todas direcciones. Al final es nuestra decisión y podemos usar las armas que queramos, por ejemplo, colocar un arma a distancia como primaria y un escudo como secundaria.

El siguiente espacio en nuestro inventario nos permite equiparnos con dos habilidades, estos son poderosos ataques que pueden eliminar varios enemigos de una sola vez, pero requieren un tiempo de enfriamiento, pueden ir desde bombas, hasta trampas, algunas de las bombas pueden congelar, quemar o aturdir.

Esas esferas brillantes son las células, la moneda de cambio para desbloquear mejoras permanentes

Las armas las habilidades y la salud se pueden ir mejorando a medida que avanzamos al encontrar pergaminos que aumentan nuestro poder, pero esa no es la única manera de aumentar el daño, cada arma o habilidad que recogimos tiene un nivel, una pequeña leyenda nos dice que nivel tiene, cuánto daño hace y si tiene algún bono especial, por ejemplo, algunas lanzan dardos al usarlas o al eliminar enemigos estos se transforman en pequeños gusanos que pelean por nosotros.

Por último, están los talismanes, los cuales son objetos pasivos que nos darán habilidades extras al equiparlas, como mayor defensa, capacidad de que todo lo que botan los enemigos se recoja sin necesidad de acercarse o invisibilidad. Suelen ser más difíciles de encontrar.

El combate puede parecer directo, pero requiere que coordinemos bien nuestros movimientos, los zombis son los enemigos más básicos, pero si lo atacamos sin detenernos nos puede golpear y quitarnos casi la mitad de salud si son de alto nivel, lo mejor es atacar y cuando esta por atacar rodar y esquivarlo para continuar el ataque. Al principio esto parece simple, pero cuando en un piso hay más de un solo tipo de enemigo, cualquier descuido nos puede eliminar fácilmente.

Ese símbolo marca la pelea contra un mini-jefe o Elite, no te acerques a menos que estés bien preparado.

Al terminar el primer nivel es cuando recién comenzaremos a evolucionar a nuestro personaje, un mercader nos ofrecerá mejoras permanentes a cambio de las células de los enemigos que hemos derrotado, también es posible encontrar esquemas durante el nivel y al entregárselos al mercader desbloquearemos nuevos tipos de armas y habilidades.

La primera y más importante mejora es un frasco que nos dará una curación durante el nivel, la cantidad de veces que podemos usarlo se puede aumentar con más células, otras mejoras permanentes es la de conservar un porcentaje del dinero obtenido y que al empezar nos otorguen un arma al azar. Cuando desbloqueamos un arma la podemos equipar de inmediato, pero sola la primera vez, ya que al tenerla desbloqueada garantizamos que caiga de algún enemigo como botín o que algún mercader la venda.

Este es el mercader que encontraremos al terminar cada fase, nos da las mejoras permanentes.

El mapa está dividido en niveles, al principio el avance es bastante lineal, pero llegado cierto punto debemos luchar contra una elite, estos son enemigos que tienen una forma común a los otros, pero pueden invocar zombis y al estar cerca de morir se tele transportan a tu posición, al vencer a algunos ganaremos un botín bastante valioso, pero además algunos obligatorios nos darán la llave para desbloquear nuevos niveles en la forma de runas.

Estas runas no solo nos dan acceso a áreas secretas sino también a elegir entre dos nuevas rutas para avanzar, estos niveles contienen enemigos más difíciles de vencer, pero al pasarlos podremos obtener armamento de alto nivel y muchas células para las mejoras permanentes. Esto es importante porque independiente de la ruta que tomemos llegaremos a un puente donde nos espera una difícil batalla contra un jefe, será mucho más fácil vencerlo si estamos bien equipados.

Vas a morir un montón de veces antes de llegar hasta acá, y aun queda mucho por recorrer.

Hablando de secretos, existen varias cosas que hacer que solo avanzar de nivel, ocultos por ahí hay portales que abriremos al activar ciertas runas, estos nos dan un desafío de terminar una pequeña zona sin recibir daño y eliminando a todos los enemigos en un límite de tiempo, también hay paredes que esconden algunas joyas y distribuidos por ahí hay dos tipos de cofres, uno normal y uno maldito, este último nos dará objetos pero nos lanzara una maldición, que nos matara al recibir un solo golpe, solo podemos levantar la maldición eliminando la cantidad de enemigos que aparecen en el contador.

La dificultad del juego en si puede parecer fácil al inicio, pero sube rápidamente en los siguientes niveles, así que hay que estar preparado para morir un montón de veces si quieren avanzar más la próxima vez.

En su estado actual Dead Cells es bastante jugable, casi no hay errores, solo algunos pequeños parones cada vez que se reproduce un nuevo sonido, pero solo ocurre la primera vez luego de eso funciona de forma fluida, cada nueva actualización ha sido para balancear un poco el juego y eliminar algunos errores específicos.

Su última actualización agrego una nueva zona y nuevas armas, así como varios secretos que por el momento permanecerán así hasta una próxima actualización. Aun no hay una fecha definida de cuando saldrá de su etapa de Early Access.

Comentarios y Opiniones

Nadie ha dicho nada... por ahora.

¡Comenta algo por el amor de Gordon Freeman!