LagZero analiza: Dark Souls – The Ringed City

LagZero analiza: Dark Souls – The Ringed City

Por     el 09/05/17 a las 4:47 am. Sin Comentarios

Me he demorado mil años en escribir este review… porque tenía que llegar a lvl100+ y matar a los lords of Flame para siquiera poder acceder a ver un solo mono nuevo de este DLC. No sé qué me esperaba. Ya les conté cómo me fue jugando Dark Souls 3 la primera vez, y no fue bonito.

Cinematics yeii

Esta vez tampoco. Pensé que había aprendido. No hoarding of souls. Mira en las esquinas antes de doblar la cámara. Baja las escaleras con cuidado. Paranoia, laberintos, ítems escondidos…

…por qué sigo jugando a esto, de nuevo?

Volvamos a Ringed City – para siquiera entrar, tienes que haber llegado al Soul of Cinder (básicamente haber terminado el juego normal… o puedes jugar al DLC de Ashes of Ariandel hasta que se abra el camino), y tener fast travel al Kiln of the First Flame, y tiene los malos más feos y violentos que has visto hasta ahora – pero para que primero te sientas tranquilo, tiene la clásica vista panorámica de DLC sobre el mapa con su respectivo savepoint. Edificios retorcidos que crecen en espirales hasta el cielo. Todos buscando el ‘Purging Monument’, en el corazón de la Ringed City, donde los pigmeos encontraron la Dark Soul por primera vez todos esos eones atrás… Vamos a por esto.

Creepy ass shit

Muchas caídas por cuevas raras

No seas como yo. Termina el juego normal en hard primero, crea tu skilltree como te acomode. Saca los ítems, levelea más, ordena tus puntos de personaje. Decídete por un camino, lleva el gear acorde. Duele menos.

Ítems, jefes, todo nuevo, mapas con el toque retorcido que esperamos, más fuentes frescas de regentes para pimpear el gear (ya se me habían acabado las Titanite Slab, y tener un lugar fresco donde grindearlas se agradece)… no quiero tirar spoilers sobre los jefes porque ya saben – son como el gancho de gameplay/argumento por el que queremos seguir jugando en mapas nuevos de Dark Souls y seguir invocando extraños para sacar estrategias nuevas, pero, en pocas palabras – el paso se aceleró un poco y el map control es un poco más importante ahora: piensa en jefes más violentos y más ‘muchas barras de energía’… y más móviles. El doble de patrones de golpes que aprender, de parries que hacer. Te tendrán apretando los dientes mucho rato.

 

dark souls dlc

El guión sigue on point con las obviedades, como lo recuerdan…

Los nuevos mobs son tan tontitos como siempre, pero ahora te los encontrarás más veces en modo gangbang: cinco o seis enemigos chicos, dos bruisers, y un caster. EN UN PASILLO. Satánico nivel 666. Y con el diseño de personajes japo retorcido, y esa dirección de arte como salida de una pesadilla de… alguien muy malo (?)

Un jefe horrible

Nuevos ítems, armas, nuevos NPCs con sus quests y acertijos respectivos, hartos nuevos saltos hacia el vacío para sacar shortcuts – siempre me dará risa que Dark Souls no tenga falling damage :D,

La estrella seguro es el jefe opcional (de las cuatro en el DLC) dragón undead/frost con dos fases en su bossfight: el Darkeater Midir. Parte de haberme demorado tanto en escribir este review es porque aún tenía esperanzas de poder matarlo… No chance. El juego normal ya me llevó casi 5 meses, más este DLC en speed mode de dos semanas… Es una bossfight / manifiesto de sensibilidades de Dark Souls, que se ajusta a que esto es el final del camino: ‘Hay jefes que simplemente tienes que dejar ir hasta que estés listo’. Y eso usualmente significa grindear hasta que puedas tener el build que quieras – y en esto, el DLC no se queda atrás: 6 nuevos spells (flaming fan mi favorito: una cachetada de fuego in the face), 8 nuevos anillos (sólo saqué tres porque fast gaming, pero Ring of Steel Protection +3 = <3), montón de ítems nuevos… y de bonus, una facción nueva de multiplayer, con su arena.

Ángel

Este ángel kawaii cuida la entrada a la segunda área. Y el eclipse satánico obvio.

Y mención especial a esos desgraciados que bajas completamente de energía, sólo para que te saquen otra barra fresca de la nada. Así como si nada. Porque sí. En tu cara. Muchos de los 11 nuevos mobs son así. Y eso poh. YOU DIED.

Era una broma. Obvio que el ángel kawaii te dispara rayos láser.

Porque así es Dark Souls. Y así es su DLC. Sabe a una camiseta de algodón de recompensa luego de sangrar por los ojos durante 8 horas seguidas.

Y lo haces. Y tienes la chapita del achievement. Y te vas a dormir en paz.

…recordemos que esto es lo último que vemos de From Software haciendo Dark Souls. Se cierra el capítulo, se termina la historia (así bien entre comillas – porque la trama japo tortuosa simbólica de siempre, por supuesto, se cierra con otra puerta abierta), y todos se van felices a casa. El que termine esto, podrá decir que ‘mastereó Dark Souls’, y eso no es algo que debe tomarse a la ligera. Un nivel superior de control de frustración y tolerancia al fracaso y a memorizar iteraciones. Nunca más.

¿O no? *música de terror*

Jugamos Dark Souls 3 Ringed City en xbox One – una descarga de 3GB y algo (más el patch 1.12). Instalación normal y sin problemas, todo muy rápido. No tuve ningún crash/bug/stutter nunca. 5 jumbitos en apartado técnico… From Software, impeque.

Comentarios y Opiniones

Nadie ha dicho nada... por ahora.

¡Comenta algo por el amor de Gordon Freeman!