Lagzero Analiza: Ghost Recon: Wildlands

Lagzero Analiza: Ghost Recon: Wildlands

Por   hace 3 semanas.

Soy un “reconero” desde la primera entega de la franquicia “Ghost Recon” y al saber que se venía el primer título con mundo abierto, lo esperé con ansias desde su anuncio.

Y luego de juegarlo unas dos semanas, el resultado me dejó bastante contento.

Partiendo con la historia que le da una vuelta de tuerca a los que han sido los principales protagonistas, los “Ghosts”, pelotón de elite del ejército de los Estado Unidos que son llamados a cumplir misiones imposibles para otros en cualquier parte del mundo.

Y esta vez esta misión ocurre en Bolivia, la cual se ha convertido en un “narco estado” del peligroso cartel mexicano llamado “Santa Blanca”, quienes se han tomado el país de la mano de su líder llamado “El Sueño” comprando a periodistas, policías, militares y políticos.

Dentro de este argumento se va dando la historia de este “Ghost Recon Wildlands” y su mundo abierto. Bajo una gran misión llamada “Matareyes”, debemos ir cumpliendo sub misiones en los terrenos que son liderados cada uno por los cabecillas del cartel.

Y la historia, a pesar de no inventar nada nuevo, cumple por varios aspectos que se van sumando mientras vamos jugando.

Lo primero es el mundo abierto en sí que junto al apartado gráfico y una muy bien lograda dirección de arte, hacen que viajar de un lado a otro por aire, agua o tierra sea una experiencia grata. La iluminación, el diseño de los diferentes lugares que visitamos, los detalles del terreno según el clima dinámico hacen que mientras uno se encuentra durante una misión, el juego te regale postales tan geniales (para un inviernista como yo) como esta.

El sonido también suma, tanto en su banda sonora como en su localización del idioma y los acentos. Se nota un trabajo detallado en estos dos aspectos, primero en las diferencias entre los invasores mexicanos o los locales bolivianos y en su música que toma algo del folclore altiplánico y lo mezcla con otros géneros. No pasa lo que escuchamos y vemos generalmente en, por ejemplo, muchas películas que tienen historias que transcurren en parte en Latinoamérica donde todos los países tienen acento o mexicano o español y escuchan o salsa o rancheras. Acá se nota que se cuidaron esos detalles y que el trabajo que se realizó junto al apoyo de un chileno amigo de Matthew Tomkinson, Senior Designer de “Ghost Recon Wildlands”, fue bien hecho.

También resalta la gran personalización que tiene el juego, tanto en la creación de tu personaje o las habilidades, armas y partes de éstas que se van adquiriendo al completar las misiones secundarias o visitando algunos lugares del mapa donde se encuentran escondidas.

Esta versión de “Ghost Recon” comparte algunas características de las demás como el disparo sincronizado, el uso del dron o las órdenes rápidas al escuadrón, pero también se van mejorando o desbloqueando mientras adquirimos puntos de habilidades. Y también esta gran personalización se encuentra en las opciones de la versión de PC, la cual estoy juegando.

Y aquí es donde podemos partir con los peros del título ya que su rendimiento en “la raza maestra” anda entre lo normal y mediocre. Pasa que en el mismo PC donde por ejemplo juego “Battlefield 1” en ultra y a pesar de estar en un ambiente con lluvia y humo, los fps se mantienen de estables a bien, en este otro título pasan de mal a muy malos en ambientes parecidos, con lluvia y lugares poblados de objetos en movimiento y otros personajes. La optimización se nota que no ha sido bien pulida y aunque ha mejorado algo desde que nos dimos cuenta de esto en la fase beta, el cambio no ha sido sustancial y deja bastante frustración ya que en algunos casos debemos ir bajando opciones gráficas para ir ganando fps.

Y junto a esto de las gráficas, va de la mano el otro pero del mundo abierto que, a pesar de ser un gran punto a favor, también tiene algunos puntos bajos colaterales como las misiones secundarias que se vuelven bastante repetitivas. En general son todas tan iguales que ese cansancio y sentimiento de monotonía que llegan a provocar, en algunos momentos se refleja un poco en la historia principal y a mi por lo menos me hacía dejar de lado un rato la historia y retomar el juego después.

A pesar de tener un arco principal bastante sugerente y una historia que va como anillo al dedo a este grupo de elite creado por Tom Clancy, en su vista general y haciendo la comparación odiosa, no convence tanto como su antecesor, el excelente “Ghost recon Future Soldier” y está muucho mas lejos de la historia del primer título de la saga que incluso casi se repite en la vida real. Quizás si la historia se desarrollara en un ambiente no de mundo abierto y en el clásico lineal de la saga, esto no se habría sentido pero nunca lo sabremos.

Y para terminar contándoles algo bueno del juego, les recomiendo 100% el modo online del título que, como todos los coop, en general se pasa mucho mejor con amigos que con los desconocidos que encuentras en las salas disponibles. “Ghost Recon” se ha caracterizado por ser una franquicia donde los modos en línea siempre son bastante atrayentes y “Willdlands” no se queda abajo de esa premisa cumpliendola a cabalidad ya que es muy pero muy entretenida.

Al final y como dije al principio, me ha gustado bastante juegar “Ghost Recon Wildlands” y a pesar de que no me termino de convencer 100% con su historia de mundo abierto, igual lo acepto como inicio de la que quizás sea una nueva etapa en la franquicia que espero siga mejorando y manteniendo el nivel de un juego que lleva el nombre de Tom Clancy en su título.

Agradecemos a Ubisoft quienes nos facilitaron el juego para review a través de los LocalStrike.

Comentarios y Opiniones

Nadie ha dicho nada... por ahora.

¡Comenta algo por el amor de Gordon Freeman!