LagZero Analiza: WarHammer 40.000 Eternal Crusade [reseña imperial]

LagZero Analiza: WarHammer 40.000 Eternal Crusade [reseña imperial]

Por     el 27/02/17 a las 1:00 pm. 1 Comentario

Me tomé un montón de tiempo para analizar WarHammer 40.000 Eternal Crusade. Para saborear lentamente cada batalla, disfrutar del aroma a sangre y pólvora quemada; y porque ser adulto y gamer no es tan fácil como parece.

En fin, sin más lloriqueo de niña, vamos a lo que nos convoca.

Eternal Crusade es un shooter en tercera persona, masivo y en línea. Algo así como Planet Side 2 con skins de WarHammer 40.000 y algo de la jugabilidad de Space Marines.

No caer en comparaciones es difícil en esta época, pero Eternal Crusade brilla con Luz propia.

Historia

Lo que motiva todo juego del universo wh40k es la guerra. Una guerra de dimensiones dantescas, masiva e interminable; y la trama de Eternal Crusade rinde homenaje a este conflicto.

Promesa de poder, sed de batallas u otras razones ocultas siempre justifican que tanto los Space Marines, los Eldar, los Orkz y los Chaos Space Marines están en conflicto.

Para Eternal Crusade esa es su base argumental, y no hay más. Tampoco es q podamos esperar mucho más de un Shooter masivo en línea (si, hay excepciones, pero esta no es una).

Gráficos

En el aspecto técnico, nada muy sobresaliente. Los gráficos están un poco retrasados respecto a la época en la que estamos, pero es ad-hoc para un título de esta magnitud.

Las explosiones son un poco pobres y en algunas animaciones como que a los personajes les faltara alguna articulación en su cuerpo.

Ahora, donde debo sacarme el sombrero es en el aspecto artístico.

el diseño de los vehículos es un deleite para todos los fans de las miniaturas

Los diseños góticos y de proporciones obsenas se mezclan muy bien con los terrenos devastados por la tremenda guerra que libran las 4 facciones en conflicto.

El diseño de personajes no es tan variado como quisiera, pero es suficiente para identificar rápidamente la clase de un compañero o enemigo.

De igual manera, el diseño de los vehículos es un deleite para todos los fans de las miniaturas, y su escala refleja a cabalidad su poderío.

Música y Sonido

Música orquestada con coros casi de iglesia. No hay mucho más que describir y tampoco es necesario.

En el aspecto musical, las melodías de orquesta con coros calzan a la perfección con lo que casi cualquier gamer entiende por futuro post-apocaliptico gótico decadente y lleno de guerra.

Los efectos sonoros por otra parte, si bien están acorde a la acción; cuando la refriega es demasiado tremenda, varios de los sonidos se solapan entre si, llegando a ser molesto e incluso entorpeciendo en parte la jugabilidad.

Todos sabemos que un buen uso de efectos de sonido puede hacer la diferencia entre morir apuñalado por la espalda, o acribillado tras una puerta.

En Eternal Crusade mientras más jugadores (aliados y enemigos) haya alrededor nuestro, menos provecho podremos sacar a un sistema de audio envolvente.

Jugabilidad y Progreso

He aquí el punto fuerte de Eternal Crusade, su mecánica de juego.

Y no es que estemos frente al shooter más innovador de los últimos años, pero la implementación de ciertos elementos básicos para un juego de acción masivo está muy bien realizada.

La conducción de los vehículos por ejemplo, refleja con relativa precisión lo complejo de guiar una mole de esas dimensiones en un terreno tan castigado por la guerra.

El que cada personaje tenga ataques cuerpo a cuerpo (independiente de su clase), así como el poder montar un arma al borde de un muro para disminuir el recoil al disparar, son detalles que mejoran considerablemente la experiencia de juego.

El método de progreso, si bien es un poco bastante cruel con los jugadores más infrecuentes y esporádicos, es bastante motivador para seguir participando de esta enorme batalla por el dominio y conquista del planeta donde se desarrolla el conflicto.

Al comienzo, cada clase tiene muy poco que las diferencie una de otra. Pero a medida que progresamos y accedemos a items más avanzados podremos personalizar y diferenciar cada vez más a los distintos guerreros que podemos utilizar.

Raya para la suma

WarHammer 40.000 Eternal Crusade es un shooter entretenido, que a pesar de quedar corto en la parte argumental (y acá es un pecado, ya que Games Workshop tiene mucho material con el cual justificar cualquier título de éste fenomenal universo); y en algunos aspectos técnicos que hoy en día deberían ser parte de una línea base de desarrollo, tiene bastante espacio y por favor háganlo para mejorar.

Dados los enormes escenarios, cuando el servidor no está lleno, gran parte del tiempo lo utilizaremos para correr desde el lugar de nacimiento hacia donde se concentra la batalla, lo que aburre después de un rato.

Para todos aquellos viudos de Space Marines (como yo) es un agradable sustituto; principalmente por las batallas masivas y las razas adicionales. Y claro, como dejar fuera los vehículos. Pero si no eres un fan del 41º milenio, quizás no sea para ti.

Comentarios y Opiniones: 1

¡Comenta algo por el amor de Gordon Freeman!