LagZero Analiza: Battlefield 1

Por     el 15/11/16 a las 4:02 pm. 2 Comentarios

Para aquellos que echaban de menos mi sexy voz, están de suerte porque vuelvo de a poco a retomar los reviews en video, para máximo placer visual, aún estoy ajustando algunos detalles para mejorar la codificación, pero eso será para un próximo análisis.

Se realizó un análisis de la versión estándar, el juego soporta directX12, pero la mayoría de los videos se tuvieron que grabar con DirectX11 ya que el software que use para capturar no soportaba de momento juegos con DX12, utilice OBS Studio con captura mediante quick sync, el soporte para grabar juegos con DX12 lo soltaron cuando ya había grabado los videos.

Aparte les dejo la transcripción del video por si hay alguna parte donde se me trabo la lengua y no entendieron que dije. Espero que disfruten el review y sea de su agrado.

Luego del discreto Battlefield: Hardline y de una beta que paso sin pena ni gloria llego por fin Battlefield 1, un juego que demuestra que se puede aprender de los errores anteriores y se puede mejorar en un área donde parece que ya no hay nada nuevo que hacer.
Partamos con lo básico, Battlefield 1 es un juego que toma como escenario la primera guerra mundial en distintos frentes como Francia, Inglaterra, Italia, Turquía y la península árabe, estas locaciones no solo sirven para la campaña, sino que también son los enormes mapas donde se desarrollan las partidas multijugador.

Comencemos con el modo de un solo jugador, a diferencia de las entregas anteriores no seguimos la historia de un solo personaje con intrincados argumentos, sino que jugaremos 5 misiones que nos ponen en el papel de distintos personajes que participaron en la gran guerra.
Cada una de las misiones es bastante directa y en ocasiones tiene elementos del modo multijugador como es el caso de la captura de objetivos, donde debemos limpiar una zona de enemigos antes de poder reclamarla.

En otras misiones necesitaremos ser sigilosos, en este punto hay un poco de herencia de la campaña de Battlefield: Hardline, en la habilidad de marcar enemigos antes de ingresar a una zona con patrullas enemigas, si bien no es una mecánica nueva ya que hay una multitud de juegos que la utilizan, en la serie Battlefield es más o menos reciente.

La campaña en si es bastante corta en comparación a entregas anteriores, pero también es mejor en ciertos aspectos y tiene el contenido justo para no volverse repetitiva. A pesar de utilizar algunos escenarios del modo multijugador sigue siendo bastante lineal sin muchos caminos alternos para terminar una misión.

Todas las misiones están adornadas con algunas escenas cinemáticas pre-renderizadas que usan una gráfica similar al juego pero que en el caso de la versión de PC no logra superar la propia grafica del juego que se ve mejor, una decisión tomada seguramente para acortar los tiempos de producción a costa de ocupar más espacio.

Para concluir no hay mucha innovación en este apartado, pero la ambientación histórica la hace un poco más interesante que la típica y aburrida glorificación de tropas norteamericanas en épocas modernas, además su estructura hace que movernos entre el modo multijugador y el modo campaña sea más fácil.

Ahora vamos con el foco central de Battlefield 1, el modo multijugador.

Para empezar, hay varias características que mejoran la forma de unirse a una partida, pero la mejor de todas y la que primero salta a la vista para quienes jugaron los anteriores Battlefield es la total y completa eliminación del engorroso y poco práctico Battlelog, ahora en vez de gastar recursos en tener un navegador abierto, todo lo que concierne a buscar partidas se hace dentro del juego en un rápido y simple menú.

Ahora hay cinco modos de juegos disponibles, Asalto donde debemos destruir postes de telégrafos o defenderlos, conquista el combate a gran escala donde debemos capturar banderas y retenerlas el mayor tiempo posible, dominación similar a conquista pero solo con infantería y mapas más pequeños, duelo a muerte por equipos que es el típico versus por equipos y palomas de guerra que es una mezcla de dominación y duelo por equipos pero en vez de banderas debemos capturar palomas las cuales pueden ser recapturadas por el enemigo.

Aparte de las partidas rápidas ahora se agrega un modo de juego independiente llamado Operaciones, es una mezcla de asalto y conquista, debemos capturar dos objetivos evitando que el otro equipo recapture uno de los puntos, cuando ambos están en nuestro poder pasamos a los siguientes dos puntos, tenemos 3 oportunidades si no logramos capturar un área antes de que se agote el tiempo.

Cada modo de juego se siente más diferente a pesar de que la formula no ha cambiado mucho, por ejemplo, en Asalto la zona de combate está más focalizada en cada objetivo y el tiempo limite la hace más dinámico, en cambio conquista es mucho más caótico y los enemigos pueden llegar desde cualquier parte, otros modos de juegos con menos jugadores solo ocupan una fracción del mapa.

Hablando de los mapas estos también ayudan a dar variedad al juego, estos no solo son completamente distintos en su apariencia, sino también en su diseño estructural, el más básico es el desierto que estuvo disponible en la beta, pero otros como el que se desarrolla en el Monte Grappa es prácticamente vertical al desarrollarse en las montañas.

Otros mapas como el bosque de Argonne está diseñado para la lucha con infantería, es básicamente un metro 2.0 pero con un espacio más abierto y más rutas para flanquear y tomar puestos cerca de la zona de reaparición enemiga, otro mapa similar es Amiens, ambientado en una ciudad permite el uso de vehículos, pero la cantidad de edificios le da mayor ventaja a la infantería, el resto de los mapas es un campo abierto para artillería, tanques y aviones.

Las clases de soldados se han balanceado nuevamente, ya no existe el ingeniero y el medico vuelve luego de desaparecer como clase en Battlefield 4, los explosivos están ahora en manos del Asalto en vez del soporte, en la beta el soporte tenia trampas explosivas, estas fueron movidas para la clase Scout y el soporte tiene un mortero y una bomba adhesiva que si bien no es tan potente para destruir tanques grandes, puede deshabilitarlos y destruir tanques pequeños o vehículos, así como derribar paredes.

Las armas se sienten más balanceadas que en otras entregas y a la vez diferentes, no existe tanta variedad ahora, más bien una variación de cada tipo de arma, como la adición de una mira telescópica o mejor estabilidad en fuego rápido, estas mejoras sin embargo hay que desbloquearlas como un arma completamente nueva.

Hay 3 factores a considerar en el desbloqueo de cada arma, primero se requieren bonos de guerra que se ganan al ser promovidos a un nuevo nivel, segundo algunas armas se desbloquean por el nivel del jugador y como último requisito ciertas armas requieren que la clase que estamos ocupando tenga un nivel superior el cual es independiente del nivel personal, es decir la clase con la que más juguemos será la que subirá de nivel más rápido.

Otra adición que generalmente se pasa por alto y requiere un poco de personalización es como actúa el retroceso del arma. Es común que al disparar el retroceso levante el arma en forma vertical, pero ahora podemos configurarlo para que se desplace a la izquierda o derecha, muy útil en el caso de las ametralladoras ligeras. También es posible configurar un poco el nivel de acercamiento al apuntar con el punto de mira.

Distribuidos alrededor de los mapas están los kits de centinela, que pueden otorgarte lanzallamas, metralletas pesadas o armamento antitanque, al recoger el kit todo nuestro armamento es reemplazado, pero ganamos un poco más de resistencia, eso si no podemos equiparnos con una máscara anti-gas.

Al final de cada ronda se repartirán de forma aleatoria los battlepack, los cuales en esta entrega son totalmente inútiles, ya que lo único que te dan son un diseño distinto para ciertas armas, estos diseños pueden descartarse para obtener material y canjearlo por más battlepacks para intentar tener suerte y obtener un diseño legendario en vez de uno común, todo es cosmético no hay nada que afecte el comportamiento del arma.

Aparte de las 4 clases conocidas ahora existe la clase piloto, conductor y caballería, cada uno con sus armas propias, estas solo aparecen cuando hay disponible un avión, un tanque o un caballo respectivamente. Esto es así para evitar que alguien ocupe un avión con el único propósito de tirarse en paracaídas en un punto más avanzado, ya que el piloto tiene un armamento muy ligero, lo mismo ocurre con las otras dos clases, si vamos con una de ellas es para permanecer en el vehículo elegido y no botarlo a los pocos segundos.

Si bien la destrucción se ha vuelto una marca registrada en la serie Battlefield, en esta entrega no es tan masiva, no hay grandes edificios cayendo y la destrucción de ciertas edificaciones es mucho más limitada. En cambio, ahora cada mapa tiene un sistema de clima dinámico que puede activarse al azar, ya sea lluvia, niebla, tormentas de arena y otros efectos climáticos que afectan la visibilidad y pueden cambiar el curso de la batalla.

Otro evento que vuelve en el modo conquista es el apoyo de parte de los gigantes, estos pueden ser un tren blindado, un buque de guerra o un dirigible, estos ahora aparecen para el equipo que está perdiendo la partida y pueden cambiar completamente el resultado, sin embargo, no son invulnerables y un ataque coordinado los puede destruir fácilmente.

En conclusión, Battlefield 1 es una serie de lecciones aprendidas con respecto a sus lanzamientos anteriores, Lograron obtener un rendimiento y calidad gráfica impecable a diferencia de lo que ocurrió con Battlefield 4, desecharon por fin Battlelog y lograron obtener un balance aceptable entre las clases de soldados y armas.

Lo único negativo es quizás como se van a manejar los servidores, estos solo pueden ser arrendados a Electronic Arts y no van a existir terceros que puedan hospedar un servidor, lo que hace que sea muy caro para una comunidad y poco apto para regiones como la nuestra que deben conformarse con jugar en servidores de otros países con la alta latencia que ello conlleva.

Aparte de eso podríamos decir que Battlefield 1 se sitúa como una mejora que hacía falta dentro de la franquicia.

Comentarios y Opiniones: 2

¡Comenta algo por el amor de Gordon Freeman!