LagZero Analiza: Pro Evolution Soccer 2017

LagZero Analiza: Pro Evolution Soccer 2017

Por     el 18/10/16 a las 2:52 am. Sin Comentarios

Salgamos de lo obvio: No soy muy fan del fútbol. No cacho realmente los equipos, hace poco que entendí *más o menos* bien en qué consiste el ‘off side’, no le aprecio realmente el encanto a ver un partido de fútbol de verdad. Sé quién es el Alexis Sánchez gracias a Twitter (porque tampoco veo tele, cuec), sólo sé que el Arsenal es rojo y blanco, y que la idea es meter la pelota en el arco de enfrente sin que la metan en el tuyo. El último juego de fútbol que realmente disfruté fue el World Cup del NES… y un poco del SuperStar Soccer en SNES. Luego vino el FIFA ’98 y ahí fue cuando dije ‘esto no es lo mío’…

habiendo dicho esto, me pareció interesante cuando me dijeron, 18 años después de mi último acercamiento a dar pases con un gamepad, ‘Hey, está la nueva versión del PES en xbox. ¿Quieres ver de qué va?’
Han pasado muchos años’, pensé. ‘Veamos en qué se han convertido los juegos de fútbol’…No me esperaba esto. 

Puedes hacer partidos ridículos como este y se sienten muy reales 🙌🏼

Puedes hacer partidos ridículos como este 🙌🏼

PES es un simulador, donde todo lo que pasa por la pantalla todo el tiempo grita ‘ESTE ES EL MEJOR Y MÁS BONITO DEPORTE DEL MUNDO’. Yo no puedo patear una pelota derecho aunque mi vida dependa de esto, pero luego de jugar dos o tres partidos, lentamente fui entendiendo de qué va esto, mucho mejor de lo que se puede entender viéndolo por la tele, o escuchando a los amigos comentar los partidos – once partes móviles de un solo aparato que lucha por avanzar y ganar metros para poder llegar al arco.

Preparando la formación y los roles. ¿Quien tira los corner? ¿Y los tiros libres? ¿Y quién va de capitán?

Preparando la formación y los roles. ¿Quien tira los corner? ¿Y los tiros libres? ¿Y quién va de capitán?

Cuando yo jugaba al fútbol de consola, sólo había ‘pase corto’, ‘pase largo’, y ‘tiro al arco’. Por supuesto que ya no es así ahora. Si tú juegas PES ya sabes que son varios botones más, que te dejan hacer cosas bastante más complejas (como una ‘bicicleta’, y una ‘cachaña’, y muchas otras palabras chistosas que me trataban de enseñar mis amigos peloteros, mientras me ayudaban a entender cómo chucha controlar 11 avatares a la vez), para que realmente puedas sentirte pensando e innovando en cada jugada. Las posibilidades son muchísimas… y siento que estoy constantemente en desventaja de creatividad porque no ‘juego al fútbol de verdad’,

y sentir eso en un simulador como PES habla muy bien de la pega que hizo Konami. Motion capture perfecto, el sonido de la multitud tirándote onda, los pelotazos y los golpes de la pelota… el fútbol es una experiencia física, y está muy bien traducida a los movimientos de tu control – puedes taclear o barrerte contra otro jugador usando un sólo botón, lo que lo hace ridículamente simple, pero si no lo haces *justo-en-el-momento*, sólo estarás regalando un tiro libre. El botón de ‘tiro al arco’ también es sólo uno, pero la fuerza y la fineza que le pongas a apretar el botón valen por todo… y no sólo eso: la física también es situacional, la diferencia entre ‘tu jugador llevando la pelota’, y ‘tu jugador escapándose con la pelota tratando de que tres defensas no se la quiten’ se siente montón. Tu control vibra cuando los otros jugadores te tiran el cuerpo encima, tus dedos sudan cuando se te acaba la cancha y empiezas a entrar al área grande, y las tribunas gritan con cada vez más fuerza.

amarilla? ERA ROJA PROFE QUE ONDA

amarilla? ERA ROJA PROFE QUE ONDA

Creo que eso fue lo que me mantuvo jugando, a pesar de no entender nada del ‘componente simulación’ (puedes fundar tu equipo, comprar jugadores, levelear a los que ya tienes…) – PES es una experiencia muy visceral del ‘joga bonito’. Mientras mejor juegas, más bonito se ve el ballet en movimiento, más se prende la gente, más color le ponen los comentaristas… y al contrario, si tratas de siempre usar a tu jugador que más corra para arrancarte por los bordes y maletear (como yo estaba acostumbrado!), vas a fallar miserablemente porque el fútbol se juega en equipo.

fuck yeaaaaa AHÍ QUEDASTE MESSI

fuck yeaaaaa AHÍ QUEDASTE MESSI

La pelota pesa. Los empujones se sienten. El pasto resbaladizo te molesta para hacer enganches, casi tanto como el defensa del otro equipo que no te deja darte vuelta para centrar y te empuja todo el tiempo… PES es una experiencia kinética. El mundo se siente simulado, pesado, sudado, «con efecto», constantemente casi-fuera-de-control. Atrás quedaron los juegos de fútbol que se sienten como taca-taca. Tus otros jugadores reaccionan constantemente a tí, al equipo rival, a cuán cansados están, a cuánto tiempo queda en el reloj. Los comentaristas tienen contexto y le dan color a todo lo que pasa en la cancha (a veces logran emocionarte… a veces no. La mayoría de las veces, no), y yo que he visto poquitos partidos de verdad en la tele puedo apreciar mucho mejor ahora el sentimiento de ‘presión’… ese ‘lo damos vuelta!’ que siempre se grita en el fútbol, y que yo nunca había entendido tanto como ahora.

Ganar un partido en PES es difícil. Tienes que tomar las decisiones correctas desde el primer momento: pon tus mejores jugadores, salva a los que puedas en la banca para el próximo partido, trata de que no te lesionen, colócate bien en la cancha, abre los ojos antes de dar un pase, no aprietes el sprint todo el tiempo, no seas bestia. En general, cuando el juego te enseña todas esas cosas que seguramente también cuentan en el fútbol, aún nunca habiendo entrado a una cancha… quiere decir que lo hicieron súper bien.

leveleando como un chumajer! cada logro te da puntitos. cada puntito hace mejor a tu equipo.

leveleando como un chumajer! cada logro te da puntitos. cada puntito hace mejor a tu equipo.

Al principio, jugué un montón de ‘partidos de exhibición’. Perdí todos. No entendía realmente lo que estaba haciendo, pensaba que era todo ‘dar pases pa’ adelante y tratar de correr más rápido que el resto’… y que eso no me haya funcionado habla bien de PES. No puedes jugar bien al PES si no sabes jugar a la pelota, punto.

Pero para eso me puse a jugar el ‘entrenamiento’, muchas pruebas de ‘esquiva a los defensas’, ‘practica tu dribbling’, ‘tira al arco desde condiciones especiales’… y luego de algo así como 70 minijuegos, de a poco empecé a entrenar la memoria muscular para saber cuánto de la barrita de ‘shot power’ llenar para que la pelota llegue justo donde yo la quiero, cómo encontrar al lauchero sin marca para darle el pase largo, o cómo dar el centro con dos defensas en tu espalda. PES me está enseñando de a poco cosas del fútbol que nunca entendí, y pase a pase he ido logrando entender por qué un futbolista de la Eurocopa tiene el sueldo que tiene: esta wea es difícil, y hay más presión que en la olla de los porotos… pero el control de PES es muy fino y el MoCap está muy bien hecho – observa, repite, aprende. Confía en tus compañeros de equipo, ocupa bien las posiciones, y elige la formación correcta para contrarrestar al otro equipo. Eso es *pensar*.

El fútbol requiere de mucho más seso de lo que yo recordaba.

Mención aparte en la ambientación: Hice un poco de background check, y todos los estadios sí que se ven bien. Las tomas clásicas de antes de empezar el partido. El clamor de la multitud en crescendo, las zapatillas son oficiales, igual que las caras y los nombres de los jugadores. Un amigo me dijo que los jugadores hasta actúan con una ‘personalidad’ parecida a sus contrapartes reales – los fouleros son fouleros, los laucheros son laucheros, los que le pegan fuerte a la pelota… sí que le pegan fuerte. Todo real y fielmente emulado de los señores futbolistas oriyinal ‘de la tele’. PES es una carta de amor al domingo viendo el partido, con todo lo que va antes y después: Desde la ceremonia de apertura, hasta cuando sostienes la copa, y todo entremedio: Contrataciones, entrenamiento, sesiones de kine para tus lesionados… todo está ahí. Micro y macro, los partidos ya no sólo se ganan ‘en la cancha’.

ULTRAREALISTA 👌

ULTRAREALISTA 👌

Y para dejar eso más evidente, el ‘modo RPG’ (que se llama ‘MyClub’) tiene todas las pequeñas satisfacciones de tener tu propio equipo: Elige tu coach (y recuerda que tendrás que pagarle el sueldo millonario lol), transa jugadores (que tu agente tiene que perseguir y jotear para que vengan a jugar contigo… se siente medio random, pero bueno), entrena tus habilidades, gana puntos de experiencia para levelear a cada jugador individualmente, según cómo te acomode. ¿Quieres tener un defensa a la izquierda seco en centros, y uno a la derecha que cabecea como los dioses? No hay problema, entrena duro y podrás hacerlo. ¿Quieres tener un tiro del tigre de Steve Hyuga en alguno de tus jugadores? Patea la pelota perfectamente un par de miles de veces, y lo podrás lograr. El cielo es el límite.

El apartado online está muy bueno también. Yo soy muy malo, pero un amigo se puso a jugar con mi save en el multiplayer, y luego de un par de partidos no pude sacarlo. Nunca tuvo lag, nunca tuvo mucho rato de matchmaking… los partidos simplemente se sucedían, uno tras otro, a veces te tocan cracks, a veces te tocan caquitas… el balanceo de habilidades quizá requiere un poco de tuneo? Lo mismo los comentaristas – se sienten medios robóticos, comentando cosas insípidas y aparentemente inconexas. Pero supongo que están ahí sólo para la atmósfera…

Resumiendo: Si te gusta muchísimo el fútbol y reconoces a los futbolistas ‘de la tele’, entonces sí te pasarán cosas en la guata cuando veas a tu equipo favorito en glorioso HD dejando la patá en la cancha. Se siente la anticipación de los partidos, la preparación que hiciste en el pre-game *cuenta*, los partidos se sienten como en la tele, la pelota se siente real, y el dribble de tus jugadores también.

PES es una súper buena opción para traer un par de amigos a la casa, un sixpack y unas pizzas, organizar un cuadrangular… y jugarlo con la cara pintada.

Comentarios y Opiniones

Nadie ha dicho nada... por ahora.

¡Comenta algo por el amor de Gordon Freeman!