LagZero Analiza: Dark Souls 3

LagZero Analiza: Dark Souls 3

Por   el 18/04/16 a las 3:24 pm.

Cuando llegó el llamado de ultratumba para hacer el review de Dark Souls, fui el primero en motivarme – por dos razones: estaba jugando ya Dark Souls 3 (de ahora en adelante: DS3) hace unas semanas, y era mi primer juego de la serie, ever. Estaba recién conociéndolo. En la etapa esa en que uno trata de encasillar los juegos (‘ahh, es un RPG / beat ‘em up / swordfighting de terror, o algo así’) y no sabe mucho a lo que va, pero el hype y las dos versiones anteriores te dicen ‘no puede ser malo si tiene tantos fans’…

Y lo pruebas. Y caes al fondo del abismo.

1310316438918322533

La hora de instagram en el infierno

Este review no tiene mucho sentido si lo lee un Dark Souls fan. Él probablemente tuvo DS3 en preorder. Jugó los dos anteriores en secuencia para prepararse, comió una dieta ligera los días antes del lanzamiento, metió una chiva en su pega y para su familia directa de que estaría ‘no disponible’ para el día de lanzamiento…

…este review es para la gente que no sabe lo que es Dark Souls (sí, aún quedan – yo era uno), y están decidiéndose entre ‘sí’ o ‘no’. Entre sólo pocas horas en el día para repartirse entre The Division, Destiny, Quantum Break, o no sé, cualquiera de los lanzamientos recientes más ‘flashy’. Yo no entendía nada de Dark Souls, no sabía de dónde venía el hype, así que decidí probarlo con esta, la tercera versión. Donde uno asume que ya está todo arreglado y probado.

Dark-Souls-3-1

Obvio: jefes horribles y completamente overkill

Lección #1: La onda Dark Souls viene de Japón

‘Ahora todo tiene sentido’ pensé yo. Dark Souls no es para cualquiera: es frustrantemente difícil. Demoledoramente castigador. Como un papá japonés súperexigente. DS3 pone a prueba tus reflejos y tus sentidos y tu memoria todo el rato, y es en serio – no hay mapa. Hasta el enemigo más miserable puede quitarte un tercio de la barra de energía si te maletea por sorpresa, o de a varios en un grupo. Cuando mueres botas toda tu experiencia, y debes recogerla donde moriste, o no podrás subir de nivel. Los jefes son como de Mega Man antiguo: las primeras 4 o 5 veces que peleas con ellos no tienes oportunidad porque no les conoces los patrones. Tienes que observar y memorizar, todo el tiempo. Brutalidad nipona.

Lección #2: Si todo se parece al infierno, probablemente estás en el infierno

El mundo de Dark Souls es horrible: Monstruos de pus gigantes, jefes diabólicos de dos pantallas de alto, ghouls, zombies, undeads, árboles hechos de cadáveres… todo calza. La historia es un poco confusa y simbólica, pero mientras más juegas, más tiene sentido: este lugar es horrible. Estás sufriendo y en paranoia por un monstruo en todas las esquinas. Te golpean a cada rato, y sangras, y maldices, y mueres, y vuelves a intentar un poco más enojado cada vez. Si esto no es el infierno, no debe estar tan lejos… hay que actuar acorde.

Lección #3: Aquí vienes a sufrir, pero no es injusto

Masterear DS3 suena como una premisa ridícula tus primeras 20 horas de juego – “los enemigos son muy rápidos, pegan muy duro, el mapa es intimidante, nunca voy a progresar, me van a matar siempre, esto es inútil”. Pero a la hora 21 (en sentido figurado… pero por ahi por nivel 35), empiezas a ‘ver la matrix’, y a asociar cosas: ruidos de choque de espadas para el momento justo de un parry, o los ‘tells’ de cada jefe antes de golpear. Afinas tus reflejos, mejoras tu armadura y crafteas un poco tus armas para que tengan más daño… y de repente ya no te sientes tan indefenso. Tu personaje progresa. Las mecánicas de ‘esgrima’ están muy bien hechas, cada enemigo tiene su propio estilo y timings, y aprender a contraatacar a cada uno (un perro no pega de la misma manera que un caballero oscuro con lanza y escudo gigante) es casi como jugar póker contra muchos y muy variados adversarios. Como decían los Wu Tang, ‘hay que pensar antes de moverse’.

Lección #4: Tienes que aprender a querer la moledora de carne

Como ya dijimos, tus puntos de experiencia (que aquí son almas, ‘souls’, ya saben, porque… ‘Dark Souls’) son para levelear, y si mueres, los botas. En cada checkpoint puedes guardar el juego, o hacer fast travel al NPC que te sube de nivel y mejora tus habilidades… así que estarás cagado de miedo por qué viene en el próximo pasillo. No hay energía (hay sólo una botellita tipo cantimplora que se llena en cada checkpoint, y magia para curarte, pero eso es todo) – ¿Debería ir a guardar mis souls, o seguir? ¿Habrá un jefe detrás de esta puerta?  Siempre querrás juntar niveles para estar preparado… así que prepárate para farmear. Recorrer el mismo pasillo un par de veces para juntar souls, y cuando estás seguro de que no vas a morir, avanzas a los siguientes. Mucho rato. Para juntar stamina, o vitalidad, y durar 4 o 5 segundos más en batalla contra el próximo jefe. Farmear, levelear, explorar a ver si te perdiste items en el laberinto, devolverte… todo esto es una parte importante de DS3.

Lección #5: Escalar la montaña vale la pena por la vista de la cima

DS3 te va a dejar ensangrentado, furioso, con los dedos tiesos, gritándole a la pantalla: no tiene piedad ni consideración alguna con cuántas souls llevabas antes de que el caballero saliera desde tu espalda y te aniquilara en 3 golpes antes de que pudieras usar tu botellita, no tiene consideración con tus delicadas sensibilidades de ‘llevo 45 minutos sin ver un checkpoint, esto es injusto’, no tiene pausa real, no tiene comodidades de ningún tipo. Es un viaje ascético. Como el monje que sube el cerro con dos baldes de agua en la espalda, porque el agua sabe más fresca cuando es fruto de tu esfuerzo… ganarle a un jefe en DS3 después de memorizar sus ataques 666 veces, es una experiencia sobrecogedora y espiritual que todos debiesen tener al menos una vez en la vida.

Lección #6: Todo es mejor con amigos

El multiplayer de DS3 es raro y difícil de entender si eres nuevo, trataré de resumirlo: hay co-op y PvP, que se activan más o menos de la misma manera – tu estado normal es ‘unkindled’. Cuando derrotas un jefe, o usas un ítem llamado *Ember*, te vuelves ‘enkindled’, y tu personaje tiene como fuego de adentro… cuando estás en este modo, puedes invocar ‘fantasmas’ de otros players, que te ayudarán a derrotar jefes y matar enemigos – pero los fantasmas no pueden interactuar contigo, ni tú con ellos. Esto es co-op. Mientras estás en este modo… estás vulnerable a ‘invasiones’, otros players que se teleportan a tu mundo con un ítem especial llamado *Red Eye Orb*, y pueden matarte. O puedes usar el ítem tú, y hacer el proceso a la inversa con un random. Esto es PvP. Es un aspecto muy divertido, y el loot es súper bueno si matas un player que viene a invadirte, así que nunca viene en menos intentarlo.

darksoulstres

‘El baile’ – la esgrima es la raja. Cada parry golpea, cada swing chupa stamina… piensa antes de moverte.

Iba a poner un video de gameplay de yo jugando DS3, pero después lo pensé mejor y creo que 1.- hay muchos videos de ese tipo disponibles en internet, y aún así, uno de los principales atractivos de DS3 es su ‘sistema de pelea’ super satisfactorio, y eso… hay que sentirlo. y 2.- me enojo demasiado cuando juego dark souls, y es mejor mantener el lenguaje limpio. Pero espero que las 6 lecciónes que he sacado en mis cincuenta-y-algo horas en Dark Souls, te hagan sentido para que puedas tomar la decisión con confianza, de si quieres meterte en esto o no.

En resumen –

Debes jugar Dark Souls 3 si llevas esperándolo desde el 2, obvio. Pero si no lo conoces, y te gustan los retos difíciles y los combos con timing perfecto, entonces deberías probarlo – sólo recuerda que es un RPG, y más encima muy difícil. Esto no es para casuales.

Ni lo intentes si te dan risa los juegos con voice acting malo, si quieres jugar algo *relajado*, si no te viene mucho el rollo de los juegos satánicos y con sangre y demonios y eso, o si no te parece divertido pasar horas deambulando un laberinto lleno de demonios como salidos de un video de Tool, que sólo quieren partirte por la mitad con un hacha oxidada.

Probamos DS3 en xbox One, y el framerate es… adecuado. Buenas texturas, los tiempos de carga son más que correctos y sólo en los checkpoints. Cinco jumbitos.

Comentarios y Opiniones: 2

  • 1
    Len Responder
    675 Comentarios.
    Vota: Thumb up 0 Thumb down 0

    Para jugar los Dark Souls ahí que te tener cojones, además sin mapa vas a la deriva y a medidas que vas jugando lo vas aprendiendo a jugar, pero es un hecho que vais a morir nn veces buen review xd.

  • 2
    860 Comentarios.
    Vota: Thumb up 0 Thumb down 0

    Para un Jugador que Viene de la saga Dark Souls, PERO, que ademas jugó Bloodborne en el camino en realidad Dark Souls se siente como la evolución natural de Dark Souls 2 pero con los esteroides de Bloodborne (Bloodborne es un juego de la Saga Souls de From Software pero tiene la particularidad de ser muy rapido y agil donde se premia el ser agresivo)

¡Comenta algo por el amor de Gordon Freeman!