LagZero Analiza: Ori and the Blind Forest Ultimate Edition

LagZero Analiza: Ori and the Blind Forest Ultimate Edition

Por     el 23/03/16 a las 2:06 am. 3 Comentarios

maxresdefault

Ori & the Blind Forest es una historia de desarrollo muy chora: Estaba siendo desarrollado por Moon Studios (un gamedev jam de gente alrededor del mundo, entre ellos un ex-blizzard) y al año de trabajo, fue comprado para lanzar por Microsoft Studios. En pocas palabras: es un metroidvania en 2D protagonizado por una adorable mezcla entre Stitch y Mogwai y su sidekick hada que recuerdan constantemente a Link + Navi, traversando un sólo nivel gigante sin loadings juntando upgrades y resolviendo puzzles para avanzar…

…pero eso es una manera muy brutal de decirlo. Hay muchas texturas y capas de puro arte en todas partes, que hacen la experiencia algo súper fresco y nuevo:

ori and the blind forest gameplay

Esto es una captura de un nivel de Ori. Se ven claramente los elementos 2D inspirados en Rayman, Lion King, Castlevania, ya saben… pero todo hecho con un estilo de arte increíble. Dibujos suaves y con miles de capas en un parallax suavísimo a 1080p 60fps, con arte súper Ghibli (hay unos protagonistas que me recordaron tanto a totoro que tuve que sonreír) lo ponen en una categoría aparte, y si no le han dado ya 1000 premios por eso, se los merece:

ori-and-the-blind-forest-review-screenshot-3

Puro arte, compadre. Toda la vibra muy Ghibli viene porque la naturaleza es la protagonista, y todo es hermoso: Las plantitas goteando rocío, las hojas que se mueven con los pasos de Ori, los bichitos por todas partes, las luciérnagas… todo muy bonito. Y las animaciones de Ori son la raja: Saltar, correr, wall jumps, todo se siente súper satisfactorio – como ese dejo de win que sale de completar una buena etapa muy rápido en el Super Meat Boy, o en los primeros Mario: son saltos calculados, piques cortos, mucha inercia… divertido de ver, y hacer. Se fueron muchas horas de gameplay testing en cómo se mueve tu personaje, y eso se nota y se agradece.

Ori-and-the-Blind-Forest-Xbox-One-Map

Muy metroidvania todo. Ya saben a lo que van, cabros.

Muchos puzzles de etapa, dispararle a los malos y esquivar balas, paredes, teleport, habilidades nuevas para avanzar, y la historia de Ori contada por un narrador a medida que avanzas en el juego. Música maravillosa y arte que no te puedes perder, Ori es tan sensorial como adictivamente bien hecho en su gameplay.

Con arte tan lindo, historia con tantos feels, y eso… casi recomendaría Ori para niños. Pero no.
Es demoledoramente difícil. Ese salto chiquitito deslizándote sobre el hielo, saltando con walljump perfecto cuatro veces, luego matar al malo sobre la plataforma enanísima sin moverte ni que te pegue, luego dos veces más correr con walljump, y trepar sobre las espinas del final? bueno, para que te salga bien, lo tuviste que hacer 999 veces. y morir 999 veces. y muchas veces así por todo el juego.

Si te frustras fácilmente, Ori no es lo tuyo. Pero bueno, podríamos decir lo mismo de Metroid… o de Castlevania. Que es por lo que a esto le llamamos ‘metroidvania’. Y ya saben a lo que van… pero lo que les va a sorprender (como a mí me pasó, por eso lo digo) es el arte. La música. La entonación de la historia. Las pequeñas mecánicas de gameplay frescas para levelear y sacar skills y save points. La onda Ghibli. El amor por los detalles.

Debes jugar Ori si: te gustan los 2D, los juegos difíciles tipo Strider o Mega Man antiguo, no te parece aburrida una historia sobre la naturaleza y el bosque y los espíritus del ídem, si te gustan los roguelikes como Spelunky, si quieres algo piola para jugar por unos minutos cada vez.
Sáltatelo si: Te aburren los juegos de plataformas, si no tienes paciencia para puzzles o cosas difíciles y lentas, si te parece que Ghibli hace hueás feas.


 

Nota: Ahora jugamos la Definitive Edition de Ori, que salió para su primer aniversario de lanzamiento en Marzo 11, 2016. Trae la expansión y más niveles, gameplay, coleccionables, y habilidades para Ori.

Comentarios y Opiniones: 3

¡Comenta algo por el amor de Gordon Freeman!