Lemmings Touch

LagZero Analiza: Lemmings Touch

El retorno de uno de los mayores clásicos casuales de los 90s

Por   el 23/07/14 a las 1:00 am.

Lemmings Touch

Es imposible no querer hablar del retorno de un juego que, a algunos, nos vio crecer. Hablo de Lemmings, el puzzle/aventura que hace un par de décadas nos mantuvo pegados a la pantalla CRT por amplias horas del día con un solo objetivo: salvar la mayor cantidad de Lemmings posible.

En 2014, Lemmings hace un triunfal retorno en la única plataforma que hoy tiene sentido para este tipo de juegos, la Playstation Vita y bajo el título «Lemmings Touch«.

En Lemmings Touch se repite la sensacional fórmula creada originalmente en los 90s, una extensa línea de Lemmings -una criatura que a lo lejos parece ser un tipo de roedor- que, de no mediar tu asistencia, morirán uno tras otro al caer al vacío, a una trampa o cualquier otro obstáculo puesto en su camino.

En sí, Lemmings Touch es una versión actualizada de cualquiera de los anteriores juegos, solo contando con gráficas mejoradas para esta generación, un uso definido para la pantalla táctil de la PS Vita (por ejemplo, mover obstáculos), muñecos personalizables y un nuevo protagonista: el Lemming pelirojo, que en realidad es una molestia que debe ser quitada del medio.

Más de 100 niveles para romperse la cabeza son una garantía de que el juego nos dará, a los veteranos, más de algunas horas de entretenimiento, rescatando lo mejor de uno de los puzzles más icónicos de la historia gamer.

Las críticas son pocas. El tener que usar la pantalla táctil para seleccionar a un Lemming puede ser un dolor de OGT cabeza si muchos lemmings se acumulan en un sector muy estrecho, terminas apretando cualquier mono menos aquel que quieres usar. Además, las novedades son irrelevantes, pero no lo planteo tanto como una crítica ya que «si no está roto, para qué arreglarlo«.

Tuve la oportunidad de mostrárselo a un amigo «new gamer» quien no duró ni 5 minutos antes de apagar la consola y volver a algún shooter, lo cual demuestra que, a veces, estos juegos de antaño se basan en gran parte en la nostalgia para poder crear lazos con los jugadores.

Cómo ya les dije, es un gran revival si ya pasaste por la época de Lemmings, y para los new gamers, es uno de esos títulos que requiere paciencia y un especial apetito por «el nivel de dificultad» que, al fin del día, en Lemmings Touch tampoco es una barrera infranqueable para superar los niveles que, dicho sea de paso, tienen variadas formas de ser resueltos.

Una buena compra para estas vacaciones, sin duda.

Comentarios y Opiniones

Nadie ha dicho nada... por ahora.

¡Comenta algo por el amor de Gordon Freeman!