Valve trató de capturar a un hacker... ¡ofreciéndole pega!

Valve trató de capturar a un hacker… ¡ofreciéndole pega!

Por     el 14/11/08 a las 1:13 am. 14 Comentarios

Hoy se conocieron detalles de una historia antigua por no por ello menos sabrosa: En 2003, cuando Valve estaba desarrollando su éxito de ventas Halflife 2, trató de atrapar a un hacker que había entrado en su red interna y causado que el código fuente de HL2 se difundiera en lnternet, de una manera bastante ingeniosa: dándole una entrevista de trabajo y ofreciéndole empleo en la empresa.

Cuando Gabe Newell, director administrativo de Valve vio que sus sistemas habían sido vulnerados y que una copia del código fuente de la secuela de Halflife estaba dando vueltas en los sitios de torrents, entró en acción. En primer lugar, publicó en los foros de soporte de la compañía un post pidiendo ayuda a la comunidad y solicitando que cualquiera que tuviera información acerca del hacker la entregara a la brevedad. Además de eso, se puso en contacto con el FBI buscando asesoría para atrapar al culpable.

Cinco meses después, recibieron un email de un tal DaGuy@hushmail.com atribuyéndose el ataque y dando detalles técnicos que confirmaban la veracidad acerca de la autoría de la invasión. Comenzó un intercambio de correos, donde el hacker reconocía su participación pero negaba haber filtrado el código fuente a la red y culpaba de esto a unos amigos suyos que según su versión lo habían hackeado (¡¿qué clase de hacker es ese, por Dios?!) para robarle el acceso que él había robado para así sacar el código fuente del juego y liberarlo en la red.

Lo que el habiloso hacker no sabía era que el FBI estaba monitoreando los correos, por lo que su identidad y ubicación rápidamente había quedado al descubierto: Axel Gembe, 21 años, residente en Schonau, Alemania. Ya que el presunto criminal estaba fuera del país, el FBI y Valve decidieron que el siguiente paso era ofrecerle trabajo al muchacho, para tratar de llevarlo a Estados Unidos y así ponerlo una temporada a la sombra. Así, los ejecutivos de Valve tuvieron una entrevista telefónica de 40 minutos donde el hacker les manifestó que “no era una mala persona, sino que solamente estaba un poco desorientado”, junto con pasarles su currículum (con foto, supongo).

La policía entonces le mandó un pasaje y una reserva de hotel, e hizo que Valve le dijera que ahora tenía que ir a Estados Unidos a una entrevista personal, paso preliminar a ser contratado por la empresa. Todo hacía parecer que el superhacker iba a caer redondito en la trampa, pero parece que su mamá no le dio permiso para viajar y finalmente rechazó la oferta de “trabajo”, arruinando su captura. De todas maneras, se consiguió enjuiciarlo en Alemania y se le condenó a un tiempo de libertad condicional. Algo es algo. De todas maneras el FBI aún lo tiene encargado, porque además de hackear a Valve se le acusa de haber programado el virus Agobot (¿alguien se acuerda de ese virus de mierda de hace 5 o 6 años atrás que hacía que el CPU se fuera a 100% haciendo inutilizable el computador?).

Claro que el método de ofrecer trabajo a los hackers para hacerlos pisar jurisdicción del FBI no siempre falla: el 2001 el FBI atrajo con la misma carnada a dos famosos hackers rusos, invitándolos a trabajar a una empresa de mentira. Los rusos fueron menos astutos (o cobardes) que el alemán, cayendo en la trampa y terminando tras las rejas.

Via Foto

Comentarios y Opiniones: 14

¡Comenta algo por el amor de Gordon Freeman!