LagZero Analiza: Wheelman [Video]

LagZero Analiza: Wheelman [Video]

Por     el 03/04/09 a las 1:00 pm.

analisis_wheelman

Vin Diesel ha mostrado hace tiempo su interés por los videojuegos y hoy ha dejado claro que quiere seguir jugando Y desarrollando títulos basados en sus aventuras, en este caso, de su propio bolsillo en un juego llamado Wheelman y que promete entregar acción abordo de dos o cuatro ruedas.

Vin Diesel interpreta en su versión 3D a un fugitivo gringo que va a parar a Barcelona en España para pasar algún tiempo en el anonimato y que en el camino se encuentra con una chica que lo mete al mundo de las mafias y pandillas en Barcelona. Al parecer la idea de “secreto y anonimato” en Diesel está bastante distorsionada ya que lo primero que toma es un trabajo como chofer para unos grupos mafiosos… y ustedes ya saben lo que eso significa.

Así comienzan las aventuras de este sujeto que más de alguna semejanza quisieron desarrollar para parecerse a Grand Theft Auto, sin embargo, terminaron siendo más parecidos a Midnight Club: Los Angeles.

Luego del salto, el análisis de Wheelman por LagZero.NET.

Historia

Vin Diesel interpreta a Milo en Wheelman

Vin Diesel interpreta a Milo en Wheelman

Como anticipábamos unos párrafos más arriba, Vin Diesel es el protagonista en una versión 3D de sí mismo, su nombre en el juego es Milo Burik, una especie de fugitivo que viene escapando de los Estados Unidos y que se encontraba en una especie de retiro silencioso en Barcelona.

Milo “suspende dicho retiro” cuando se encuentra con una mujer en aprietos – ¿que conveniente no? – y que luego de ayudarla, es introducido a una guerra de pandillas en las calles de Barcelona.

El foco del juego es un balance entre la historia, contada a través de numerosas escenas intermedias – al puro estilo Grand Theft Auto – y la conducción de vehículos de todo tipo además de un puñado de misiones que se realizan a pie.

Dentro del desarrollo de la historia, Milo conducirá distintos modelos de autos, licenciados de sus fabricantes originales, incluidos modelos grossos como el Pontiac G8 u otros autos bastante distintivos como el City Car Smart. En todo caso, esto no se trata solo de conducir, también realizaremos piruetas que son solo posibles en las películas de Vin Diesel, tal como saltar de un auto a otro corriendo a 200 KM/h o girar en 180º para disparar a un auto que nos persigue.

Como ustedes saben, las pandillas siempre han estado asociadas a la violencia, las drogas y un largo conteo de crímenes, por lo que nos veremos envueltos en una serie de acontecimientos bastante esperables pero no por eso menos interesantes.

Gameplay

Como ya mencionábamos, el foco en Wheelman es precisamente la conducción de los más potentes y llamativos vehículos para realizar las misiones, y para darle un poco de pimienta al juego, los de Midway optaron por crear un sistema de “combate” a bordo de los autos, esto se traduce en que con un set de teclas puedes realizar ataques laterales, frontales o traseros (como esos de los que gusta Madbox), cuyo objetivo es chocar a los vehículos enemigos para sacarlos de pista o destruirlos.

Además, las misiones están acompañadas de medio centenar de saltos o lugares clave que han sido especialmente preparados para agregar una cinemática en cámara lenta mostrando, por ejemplo, tu auto saltando a través de las ventanas de un restaurante.

Volando por los aires para efectuar un Airjacking

Volando por los aires para efectuar un Airjacking

Si bien el chocar autos para sacarlos de la pista o para destruirlos puede sonar bastante interesante, la física creada para el juego es tan mediocre que le resta totalmente la gracia a conducir un auto. Los vehículos parecen estar pegados con cola a la carretera, doblan en curvas extremadamente cerradas a altas velocidades y son, prácticamente, indestructibles.

Toma más de 20 choques groseros en contra de paredes u otros vehículos el deshabilitar tu auto,  a diferencia de los vehículos enemigos que suelen explotar tras tres o cuatro choques. Como si esto fuera poco, las piruetas que realiza Milo al saltar de un auto a otro son tan poco creíbles que, finalmente terminan por aburrir a los pocos minutos de juego.

Si bien Wheelman se presenta a si mismo como un juego open world, es decir, en teoría podrás avanzar a cualquier sector del mapa libremente, las misiones están dadas de forma lineal, muchas de ellas acompañadas de un timer que te impide explorar libremente la ciudad de Barcelona lo cual es sumamente molesto y también enfría todas las pasiones en torno al juego.

Un buen detalle es la recreación de la ciudad, incluidos muchos puntos claves de Barcelona como el Arc de Triomf o el Casino Marina que se ven muy similares a los lugares reales. En general, la ambientación es relativamente creíble, pero está mal acompañada por peatones que se comportan de forma muy errática y varias docenas de vehículos que no se comportan de una forma esperable, tal cual es el caso de Grand Theft Auto IV – que es el punto de comparación lógica -.

Por lo demás, el juego te castiga por atropellar a los peatones o chocar con otros autos del tráfico, de hecho, los peatones no mueren al dispararles en la cabeza, siquiera caen al suelo, solo siguen corriendo como si nada. Sin duda, algo que fue pensado para entregar un juego “para la familia” pero que finalmente está en un terreno medio que incluye armas y persecuciones a alta velocidad… pero sin matar a nadie.

(Estás en la Página: 1)
Páginas : 1 2

Comentarios y Opiniones: 13

Trackbacks/Pings [Reacciones]:

¡Comenta algo por el amor de Gordon Freeman!